El gobierno del presidente Nayib Bukele pidió a la Asamblea Legislativa salvadoreña la aprobación de un préstamo por 91 millones de dólares para financiar la segunda etapa de un plan de seguridad.

El dinero será utilizado para financiar la segunda etapa de un plan de seguridad con el que busca disminuir el pandillerismo.

El viceministro de Hacienda, Óscar Anaya, presentó la iniciativa ante una comisión de diputados, al tiempo que indicó que se pagará en un plazo de 20 años.

Anaya explicó que el objetivo de este componente de este plan gubernamental es dar a los cuerpos de seguridad herramientas que permitan mejorar la prevención, persecución y combate al delito.

El funcionario explicó que esta fase del plan necesita una financiación de 158 millones de dólares, de los que 67 millones provienen del presupuesto y 91 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica.

Puedes leer: Ministerio de Trabajo de El Salvador ofrece más de 10,000 plazas laborales