El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró que tiene cartas de intención firmadas en las que Estados Unidos se compromete a destinar 926 millones de dólares como parte del Acuerdo Migratorio.

Estos recursos se destinarán 800 mdd para crear infraestructura y 126 se usarán para generar empleos en el sur de México y Centroamérica en pequeñas y medianas empresas, con el fin de que “no tengan que dejar sus lugares de origen por cuestiones de pobreza”.

Se pretende que con estos apoyos por parte de Estados Unidos se logren crear alrededor de 60,000 empleos para los centroamericanos.

Hasta el momento, como parte del programa Sembrando Vida, hay 4,300 migrantes que han aceptado trabajar en México, mientras que hay otros 1,059 laborando en el norte del país

El funcionario federal manifestó que ha habido un incremento en el número de deportaciones de agosto de 2018 al mismo mes de 2019. El año pasado hubo 11,232 repatriados, mientras que en éste han habido 12,625.

La estrategia mexicana está funcionando, no vamos a aceptar ser tercer país seguro; menos con los resultados que se han obtenido

Ebrard viajará la semana próxima a Washington para reunirse con autoridades estadounidenses en la Casa Blanca. Sin embargo, el secretario de Relaciones Exteriores aún no tiene los nombres de quienes lo atenderán para hablar de distintos temas.