Reuters.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el lunes que el gobierno de Colombia adelanta una campaña contra la nación OPEP en una escalada guerrerista con la que busca ocultar sus propios problemas.

El gobierno dice que los señalamientos de Bogotá acusando a Maduro de apoyar al rebelde Ejército de Liberación Nacional y a remanentes de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son una excusa para intentar una agresión militar contra la nación OPEP porque la administración de Iván Duque “odia” a Venezuela.

Colombia niega que busque una acción militar contra Venezuela, mientras Duque ha dicho que Maduro debería gastar el dinero de su país en comida y no en misiles y califica como una “bravuconada” el anuncio del líder socialista de instalar un sistema de defensa antiaérea en la frontera binacional.

Duque, cuyo gobierno ha debido lidiar con la migración masiva de venezolanos que huyen de la crisis económica, “quiere tapar la crisis colombiana con Venezuela, quiere tapar la crisis colombiana con la guerra, es la verdad quieren tapar la crisis de Colombia”, dijo Maduro al calificar al vecino país como “un Estado fallido”.

En Bogotá “hay un gobierno que odia a Venezuela como nunca antes había existido y que responde a líneas que le llegan de sectores guerreristas que aspiran a un conflicto armado entre ambos países”, agregó Maduro en una alocución desde el palacio de gobierno y acompañado por su gabinete, mandos militares y otras altas autoridades judiciales y electorales.

Desde el gobierno de Colombia “se lanzan a una aventura, una escalada que lleve a una guerra entre dos países hermanos”, dijo Maduro en su mensaje transmitido por la televisión estatal.

La semana pasada Maduro anunció que desplegará un sistema de misiles en la frontera con Colombia, de 2,219 kilómetros, mientras desde el martes y hasta el 28 de septiembre se realizarán ejercicios militares en los estados venezolanos limítrofes con la nación andina.

Puedes leer: Gobierno de Maduro debe discutir elección presidencial si quiere diálogo