La empresa salvadoreña imCARD ganó la licitación para administrar el sistema de portabilidad numérica en México, a través de un consorcio formado junto con la empresa Mediafon de Lituania.

La portabilidad permite a los usuarios de telefonía cambiar de una empresa a otra sin perder su número telefónico.

La operación del sistema de portabilidad numérica en México inició este mes, luego de seis meses de implementación. El consorcio también administra el sistema de portabilidad de El Salvador desde 2015, de acuerdo con ejecutivos.

Mauricio Iglesias, director comercial de Mediafon para la región de Latinoamérica, indicó que “dado el éxito que hemos tenido en El Salvador y el éxito que Mediafon ha tenido en países de Europa y África, pudimos ganar la licitación en México”.

Por su parte, Abel Magaña, gerente técnico de imCARD, agregó que “una compañía salvadoreña asociada con esta empresa lituana hemos alcanzado un nivel que nos permite participar ahora en mercados mucho más grandes”.

Desde la implementación de la portabilidad en El Salvador en 2015, más de 850,000 usuarios han hecho uso del sistema, indicó.

Puedes leer: Ciudadanía califica con 8.2 gestión de Bukele en primeros 100 días: Encuesta

Las empresas telefónicas permiten la portabilidad de su número gracias a los sistemas que provee una tercer empresa, ese será el papel que desempeñará Mediafon en México.

En comparación, El Salvador posee 12 operadores telefónicos conectados a la base de datos, mientras que en México existen 120 operadores aunque pocos son los que dominan el mercado, añadió.

El gerente del imCARD señaló que en México cada mes “portan” su número de teléfono 1.6 millones de usuarios, en promedio, a su vez, en El Salvador esta cifra oscila entre 15,000 y 20,000 al mes.

Numlex es la solución que provee Mediafon para la portabilidad numérica y se ha implementado en países como Costa de Marfil, Georgia, Moldavia, Senegal y Marruecos, entre otros.

Iglesias señaló que el consorcio tratará de expandirse en Sudamérica, donde en los próximos años se vencen algunos contratos.

“En Centroamérica, Guatemala y Nicaragua no tienen portabilidad. Esperamos que el próximo año se lancen los procesos para participar”, indicó.