Por Alejandro Medina

Hasta hace algunos años, jugar videojuegos significaba principalmente dos cosas: por un lado, pasar horas frente a la consola por diversión y, por otro, competir principalmente contra familiares y amigos, la mayoría de las veces juntos dentro de una misma habitación.

Esta frontera se rompió cuando apareció el internet, una herramienta que permitió a los gamers trascender geografías y enfrentarse de un continente a otro, sin tener que salir de la comodidad de sus casas.

Sin embargo, la competencia entre jugadores ha llegado a un nuevo nivel de la mano de una nueva tendencia que, paso a pasito, se ha ido convirtiendo en un pequeño gigante: los eSports. Se trata de torneos o competencias formales que reúnen en un mismo lugar a decenas de fanáticos de los videojuegos con un único objetivo, ganar.

Los eSports deben entenderse de una manera muy similar a los deportes tradicionales como el futbol, es decir, son una disciplina que comprende una serie de competencias o torneos, con reglas de juego claras, para las cuales los equipos se preparan con un entrenador formal, con el objetivo de competir y vencer”, explica en entrevista con Forbes, Álvaro Irurita, coordinador de eSports del sello Ubisoft para Latinoamérica.

Son estas nuevas batallas las que, de acuerdo con la consultora especializada en videojuegos New- zoo, el año pasado permitieron a las compañías involucradas en el tema generar ingresos por alrededor de 865 millones de dólares (mdd), una cantidad que este 2019 se elevaría, según sus predicciones , 26.7% para alcanzar los casi 1,100 mdd.

A pesar del crecimiento, estas cantidades parecerían pequeñas, sobre todo si se comparan con el valor total que en 2018 tuvo el mercado de videojuegos en el mundo, el cual alcanzó ingresos por 134,900 mdd; sin embargo, la perspectiva que tienen a futuro es más que amplia.

Así es como lo explica precisamente el encargado de este universo para Ubisoft en Latam, quien advierte que de cara a los próximos años, el auge que pueden tener los eSports será exponencial.

“Los eSports están creciendo tanto, y en un futuro lo harán todavía más, por un par de temas que son muy generacionales: por un lado, los millennials se relacionaron desde pequeños con los videojuegos y el tipo de vida que llevan, en muchas ocasiones no tienen tiempo para reunirse con sus pares y, por otro, encuentran en este tipo de entretenimientos un espacio o un buen sitio para socializar”, dice Irurita.

Puedes leer: Holanda se enfoca en la digitalización de los puertos panameños

CAMINO ASCENDENTE

Una fotografía que permite vislumbrar el empuje que tienen en la actualidad los eSports fue lo que sucedió en este terreno solamente durante 2018. Este último año se registraron, de acuerdo con el sitio especializado eSports Earnings, un total de 3,554 torneos de esta índole en todo el mundo, los cuales en su conjunto entregaron a los participantes premios superiores a los 157 mdd.

En total durante 2018, en estos torneos se tiene contabilizada la participación de 19,430 jugadores de todas partes del mundo, 1,400 gamers más de los que estuvieron involucrados en este ámbito en 2017.

Asimismo, en cuestión de audiencia, las transmisiones de torneos de eSports, tanto por canales de televisión tradicionales como por páginas web y redes sociales, tuvieron el año pasado 395 millones de espectadores,
de los cuales 201 millones fueron constantes, un 18% más de los que se tuvieron en los 12 meses anteriores.

Para este 2019, vale la pena señalar que el pronóstico de 1,100 mdd en ingresos que tiene contemplado New- zoo para esta disciplina, se dividiría de la siguiente manera: 456.7 mdd por concepto de patrocinios, 251.3 mdd por derechos de transmisión de los torneos, 189.2 mdd provenientes de campañas de publicidad, 103.7 mdd de mercancías y venta de boletos, y 95.2 mdd de capital para los desarrolladores de videojuegos.

Las regiones y países que más aportarán a este capital son, en primera instancia, Norteamérica con 37%, China 19% y Corea del Sur 6%; el resto estaría dividido entre pequeños participantes.

La perspectiva de la consultora de cara a 2022 es que los eSports lleguen a generar para ese año hasta 1,790 mdd, una cantidad muy superior a la actual.

UN LATINO ENTRE GIGANTES

Latinoamérica se inserta en este terreno dando pequeños pasos, aunque constantes, así lo advierte Álvaro Irurita, quien señala que si bien se trata de una zona muy diversa en cuanto a avances, sí se ha venido registrando una explosión de este campo.

“La región es en general muy diversa, no todo es igual, hay
países como México o Argentina donde se está avanzando de forma paulatina, y también otros donde el ritmo de crecimiento es mucho menor; la excepción la marca en este sentido Brasil, quien está en un punto mucho más elevado”, explica el especialista. Y es que el país de mayor tamaño de Latinoamérica, es un ejemplo de éxito en cuestión de eSports ya que ha logrado desarrollar un ecosistema bien establecido en el que conviven todos sus participantes: jugadores, desarrolladores de juegos, espectadores, patrocinadores y cadenas de televisión.

Tan exitosamente se ha logrado conseguir esta amalgama, que Brasil está ubicado en el puesto número 12 en el listado de países que mayores ganancias han obtenido por victorias en estos torneos, con 3.4 mdd, además de que cuenta con ocho jugadores dentro del ranking de los mejores 250 del mundo.

Después de Brasil, el país que le sigue en cuestión de ganancias en competencias globales es México, en el sitio 43, con apenas 320,000 dólares conseguidos.

FAVORITOS Y CON DINERO

Si bien existe una enorme gama de videojuegos que son practicados dentro del terreno de los eSports, existe una serie de títulos que son los favoritos de los gamers, tanto por su gameplay como por su capital. El primero de ellos es Defense of the Ancients 2, también conocido como Dota 2, el cual es un videojuego de batallas en línea desarrollado por la compañía Valve Corporation, que el año pasado entregó premios por 41.4 mdd.

Después le sigue Global Offensive, un videojuego de disparos en primera persona, hecho en conjunto por Hidden Path Entertainment y Valve Corporation, que en 2018 otorgó a sus gamers 22.6 mdd.

El tercer sitio lo tiene el fenómeno Fortnite, videojuego de sobrevivencia de Epic Games lanzado en 2017, que ha sido jugado por más de 125 millones de personas. Los torneos de este popular juego otorgaron a sus participantes alrededor de 20 mdd en premios.

La cuarta posición la tiene League of Legends, un juego de batallas creado por Riot Games que vio la luz en 2009, y que a la fecha sigue siendo el favorito de decenas de millones de gamers. Este título entregó el año pasado premios por hasta 14.4 mdd.

Finalmente, está PlayerUnk- nown’s Battlegrounds, un juego tipo ‘battle royale’ desarrollado por PUBG Corporation que ha vendido más de dos millones de copias desde su lanzamiento en 2017, y que en 2018 dio a los ganadores de sus luchas en eSports más de 7 mdd.

Puedes leer: Por qué lo que pasa en Corea importa en Costa Rica