El ron es uno de los destilados más diversos del mundo. Los hay blancos, dorados, negros, añejos, over-proof, dulces, ligeros y, por supuesto, premium. Sus orígenes se sitúan en las islas Canarias y el Caribe, aunque su elaboración se ha extendido a todas las latitudes del globo terráqueo.

Los procesos para la obtención del ron tienen una gran influencia europea. Por ejemplo, se puede partir del estilo español, francés o inglés. Ello dependerá de la zona geográfica donde se elabore y el tipo de submateria prima que se utilice: jugo de caña, miel de caña o melaza.

Otro factor importante es la fermentación. Algunos productores de ron se distinguen por desarrollar sus propias levaduras y hacerlas trascender como parte de un legado familiar.

Sin embargo, la clave de un buen ron -dicen los expertos- se encuentra en el arte del blend, en el savoir fair de los maestros roneros. Finalmente, “la sal y pimienta de todo el proceso, es el añejamiento”.

El tiempo y la paciencia lo determina todo

Voceros de Ron Brugal 1888, coinciden que el añejamiento es determinante en la elaboración del espirituoso y mencionan diferentes métodos: Solera, Solera alterado y doble añejamiento.

Catherine Markie

“No hay reglas. El ron no es como el tequila u otros spirits. No existen organismos que lo regulen, ya que hay varios tipos y muchos de ellos, pueden tener rasgos únicos de producción”.

Originario de República Dominicana, Ron Brugal 1888 reposa en barricas que previamente albergaron bourbon de 6 a 8 años, para después descansar entre 5 y 6 años más en barricas que previamente contuvieron jerez oloroso.

También te puede interesar: ‘Villa One’: el tequila de Nick Jonas y John Varvatos

La forma de adentrarse al mundo del ron

Oscar Valle, embajador de Ron Bacardí, explica que la mejor forma de introducirse al universo del destilado es por medio de la coctelería. Claro, puedes comenzar con clásicos como la cuba libre, el mojito o el daiquiri. Así como algunas propuestas de innovadoras de mixiología

Los conocedores, comenta Oscar, sabrán que beber el ron derecho les permitirá apreciar un interesante mundo de aromas y sabores. Frescos, frutales, con todo el sabor del Caribe, el alma centroamericana y el espíritu universal. Y tú, ¿cómo lo prefieres?

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí