Un grupo de científicos descubrieron los restos de lo que alguna vez fue un continente llamado Gran Adria, el cual se unió en la zona del Mediterráneo y donde actualmente hay 30 países.

De acuerdo al estudio publicado por la revista Gondwana Research, el gran continente Pangea se fragmentó y una de sus partes del tamaño de Groenlandia se posicionó al sur de Europa. Las pruebas de ese supuesto Gran Adria son las rocas calizas situadas en las cadenas montañosas del continente europeo.

El geólogo de la Universidad de la Sorbona en París, Laurent Jolivet, dijo que el análisis de los investigadores representa una gran cantidad de trabajo.

Los científicos consideran que las rocas comenzaron como sedimentos marinos y después fueron raspadas de la superficie de la masa terrestre y elevadas por medio de la colisión de placas tectónicas.

Al respecto, Douwe van Hinsbergen, geólogo de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos, indicó que los rastros de la Gran Adria están distribuidos en una franja de España a Irán. Apuntó que al igual que las rocas, los datos se han dispersado, por lo que resulta complicado recopilarlos.

Conforme Infobae, en la última década los geólogos pudieron utilizar el software GPlates para realizar reconstrucciones de cómo se ejecutó la separación que tardó 140 millones para tener la forma que hoy se conoce.

Puedes leer: ‘Villa One’: el tequila de Nick Jonas y John Varvatos