El gobierno de Panamá y los empresarios del país quieren reactivar el sector de la construcción con el objetivo de generar nuevos puestos de empleo.

Tras que el presidente Laurentino Cortizo sancionara la ley que modifica la Ley 3 de 1985 sobre intereses preferenciales hipotecarios, el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción, Héctor Ortega , afirmó que esta norma reactivará el sector, ya que por cada millón de dólares invertido se generan unos 66 empleos directos y 34 indirectos.

Ortega comentó que si al año se invierten 1,174 millones de dólares, se generarían 117,400 plazas de trabajo. Con esta ley se aumenta la cobertura de intereses preferenciales para la compra de viviendas hasta por un valor de 180,000.

En este mismo sentido, el presidente de la cámara manifestó que la iniciativa beneficiará también a aquellas construcciones que obtuvieron permisos de ocupación desde el 1 de enero de 2018.

Puedes leer: Estado de Guatemala enfrenta demanda millonaria de distribuidora de energía eléctrica