El gobierno de Panamá anunció sus planes de eliminar el impuesto del 5.5% a las ganancias en mesas de juego y apuestas con el fin de atraer apostadores extranjeros al país, debido a que actualmente experimenta una caída en el sector turístico y en la recaudación por juegos de azar.

El secretario de la Junta de Control de Juegos (JCJ) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Manuel Sánchez, indicó que “el impuesto en las mesas de juego fue creado en la pasada Administración” y que se “aplica a los bingos, casinos, máquinas traganíqueles y apuestas deportivas”.

“La eliminación del gravamen representará un apoyo al sector de hotelería y turismo debido a que los jugadores tendrán mejores condiciones para venir a Panamá”, indicó Sánchez en una declaración pública.

Por su parte, la Junta de Control de Juegos anunció este lunes que implementará medidas para mejorar la recaudación en el sector, como la puesta en marcha de “sistema interconectado y electrónico que facilitará auditar a los operadores”.

Puedes leer: Panameños compran menos automóviles nuevos: ADAP

El Ministerio de Economía indicó que también se elevará el número de auditores a nivel nacional “porque la falta de personal también ha influido en las bajas recaudaciones”; esto fomentará “el juego responsable” para que “esta actividad impacte positivamente a la economía del país”.

De acuerdo con los datos difundidos por el Ministerio de Economía y Finanzas, entre enero y agosto pasados se recaudó por concepto de juegos de azar 50.8 millones de dólares (mdd), un 33,2 % menos en el mismo lapso de 2018.

“Desde el 2014, cuando aportó 96.1 mdd al Estado, las contribuciones de la industria de juegos de azar han ido en descenso. En 2015 el aporte de esta actividad fue de 82.2 mdd, en 2016 descendió a 79 mdd, mientras que en el 2017 se situó en 86.7 mdd”, informó el Ministerio.

El turismo ha llegado a representar el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá, que creció en el 2018 un 3.7%, la tasa más baja de la última década.