La Asociación de Distribuidores de Automóviles de Panamá (ADAP) informó que la venta de automóviles nuevos tuvo una caída de 5.6% entre enero y agosto del presente año, luego de comercializar un total de 31,489 unidades.

En comunicado, Gustavo De Luca, presidente de la ADAP sostuvo que a pesar de la disminución frente al mismo período del año anterior, se denota un cambio en la confianza del consumidor, por lo que hay optimismo el próximo año.

“Somos uno de los termómetros más importantes de la economía, por lo que es nuestro interés seguir trabajando en conjunto con las diferentes entidades para apoyar en la recuperación económica del país”, señaló De Luca.

El presidente de la ADAP explica que en agosto, los SUV compacto y SUV pequeño, fue el segmento que más registro de ventas obtuvo, con un total de 5,115 y 4,968 unidades, respectivamente.

El modelo más vendido es el Toyota Hilux con 1,852 unidades, seguido del Hyundai Accent, con 1,826, y el Kia Río, con 1,412 unidades.

Además, la marca más vendida en agosto fue Toyota con 6,250 unidades, seguida por Hyundai, con 5,487; Kia, con 3,746; Nissan, con 3,675 y Suzuki, con 2,552.

Por otra parte, el presidente de la ADAP aprovechó para hacerles un llamado a los consumidores de la importancia de proteger la inversión que realizan en su automóvil, a través de personal idóneo y empresas que ofrezcan respaldo de repuestos y servicios de taller.

Puedes leer: China dona 12 camiones a San Salvador