El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se presentó este jueves en la tribuna de la 74° Asamblea General de las Naciones Unidas, pero antes de comenzar a hablar se tomó una selfie para después criticar el formato obsoleto de la Asamblea.

Desde que asumió el cargo, las redes sociales han sido su vía de comunicación para informar sus medidas, nombramientos y despidos. En esta ocasión la foto que se sacó fue acompañada de un comentario “Aunque no lo queramos aceptar, la red cada día se vuelve más el mundo real y este formato de Asamblea se vuelve cada vez más obsoleto”.

Asimismo, mencionó que han oído muchas buenas ideas, muchos discursos interesantes, pero realmente la forma en que vienen hablando aquí no ha cambiado desde hace 74 años, puesto que el mundo ha cambiado y la Asamblea General sigue siendo la misma.

Con su esposa Gabriela Rodríguez en la sala y su hija Layla en brazos, el mandatario de 38 años, resaltó que pronto no será necesario el gasto que representa organizar la sesión y los funcionarios no tendrán que dejar a sus familias y amigos; así como desatender sus tareas; ya que todo se podrá llevar con video conferencias, incluyendo la participación ciudadana.

Además, agregó que si no se adapta a los nuevos tiempos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) puede correr la suerte de Kodak, BlockBuster, los dinosaurios o los Teen Choice Awards.

Ante este panorama, Bukele no habló justamente de los problemas que tienen en su país como violencia, pobreza, pandillas y la emigración masiva. Después de su discurso, informó a la prensa que la realidad de El Salvador ya la expuso en otros foros y que repetirlo en el foro con sede en Nueva York no los resolverá.

“Qué papel debería venir a jugar? ¿Venirles a pintar el cuento, como hacían los otros presidentes, de pintar un Salvador que no existía? ‘Hemos combatido la pobreza y la desigualdad y hemos crecido tanto y la gente está bien y la salud y la educación está excelente’. Yo recuerdo que a todos nos daba cólera ver a los presidentes venir a mentir”, añadió el mandatario salvadoreño.

La selfie en su cuenta de twitter lleva hasta el momento 924 comentarios, entre los que destaca el desacuerdo de un usuario por desaprovechar su estancia en la Asamblea, “Gracias por desperdiciar un espacio importantísimo a nivel mundial. Quedó demostrado que su ignorancia plena de los temas de agenda internacional y la de sus asesores le impidió pronunciarse sobre ella.  Somos el “hazme reir” de Naciones Unidas”, dijo.

Puedes leer: Estoy usando a México para proteger nuestra frontera: Trump