EFE.- El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó este lunes de la aprobación de un crédito de 100 millones de dólares para la promoción de un programa de seguridad ciudadana y prevención de la violencia en Costa Rica.

El dinero será invertido en un nuevo programa para continuar con la modernización de la infraestructura policial y ampliará Centros Cívicos para la Paz a ocho nuevas comunidades. Además, incorporará mejoras en la capacidad tecnológica de la policía.

“El objetivo es contribuir a la disminución de los homicidios y asaltos a través de una mejora en la efectividad policial para prevenir el delito en los distritos priorizados. Se busca una reducción de 10 % en homicidios y asaltos en los 40 distritos con mayor afectación”, cita el comunicado de prensa.

Como parte de la estrategia, las autoridades esperan que la creación de los Centros Cívicos por la Paz puedan apoyar a prevenir comportamientos delictivos entre los jóvenes de entre 12 y 17 años de edad vulnerables a la violencia en distritos con desventajas concentrada.

Esto incluirá la actualización y fortalecimiento del modelo de prevención de los centros con un énfasis especial en sus intervenciones basadas en evidencia con actividades recreativas, formativas, y preventivas, así como abordar de forma temprana la prevención de la violencia contra la mujer mediante acciones de fomento de masculinidades positivas.

El programa también financiará un desarrollo informático que permita la interoperabilidad del Sistema DATAPOL con otras plataformas policiales para prevenir el delito.

Además fortalecerá la capacidad de georreferenciación de la policía para que incluya dispositivos móviles de registro de los hechos delictivos y la preparación de las partes de incidentes, entre otras aplicaciones.

El crédito contempla una actualización para el personal policial en técnicas de análisis criminal, monitoreo y estrategias para mejorar la legitimidad policial y el trato con enfoque de género, diversidad e inclusión.

Además de actividades de involucramiento y comunicación con ciudadanos y gobiernos municipales, que acompañarán la construcción de nuevas delegaciones policiales en los distritos más afectados por el delito en cada una de las siete provincias del país.

Las edificaciones de los centros cívicos e instalaciones policiales contarán con un monitoreo de gestión socioambiental, y tendrán especificaciones técnicas y metodologías constructivas que están enfocadas a mitigar los efectos negativos de cambio climático.

En 2018, Costa Rica registró un total de 586 homicidios, un 2,8% menos que los 603 del año 2017, que ha sido la cifra más alta en la historia del país.

La tasa de homicidios pasó de 12,1 por 100.000 habitantes a 11,7 entre esos años.

El crédito del BID de 100 millones de dólares tiene 25 años de plazo, un periodo de gracia de cinco años y medio, y una tasa de interés basada en LIBOR. 

Puedes leer: Costa Rica prevé superar el 98 % de producción eléctrica con fuentes limpias