EFE.- El Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador prevé que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país crezca un 2,3 % al cierre del 2019, pese a la desaceleración de economía mundial y a un menor dinamismo de la economía local.

El presidente del BCR, Carlos Paredes, señaló este lunes en una conferencia de prensa que la proyección de crecimiento económico para el cierre del 2019 se mantiene en 2,3 %, cifra fijada en junio pasado tras un recorte.

Paredes aseguró que este proyección se mantiene pese al menor rendimiento de la economía salvadoreña registrado en el segundo trimestre del 2019.

El PIB salvadoreño entre abril y junio creció un 2 %, mientras que en el mismo lapso del 2018 la cifra fue de 2,7 %, de acuerdo a los datos difundidos por el BCR.

La Inversión Extranjera Directa (IED) es otro de los índices que reportan un menor rendimiento en 2019.

La IED neta alcanzó los 435,9 millones de dólares entre enero y junio, un 13,3 % menos que los 503,2 millones registrados en el mismo lapso de 2018.

De igual forma, la institución financiera mantuvo su previsión de crecimiento económico a pesar de la desaceleración de la economía de Estados Unidos, el principal socio comercial del país centroamericano.

Según el BCR, Estados Unidos recortó su previsión de crecimiento a un 2,4 %, mientras que China y México también la bajaron a 0,5 % y 6,1 %, respectivamente.

Paredes señaló que uno de los principales puntos que llevaron al BCR a mantener sus proyecciones es el nivel de “confianza” que tienen los empresarios locales en el Gobierno con la llegada de Nayib Bukele el pasado 1 de junio.

Señaló que son los niveles de confianza más altos “en los últimos 30 años”, sin dar detalles de la forma en la que midieron este factor y los registros de administraciones anteriores.

El BCR también espera, según Paredes, una mayor inversión privada con la liberación de más de 400 millones de dólares de los activos líquidos del sistema financiero en fecha no revelada.

Otros de los aspectos tomados en cuenta por el BCR son la “recuperación” del sector agropecuario, el “éxito” en el canje de deuda externa, mayores niveles de inversión del sector construcción y del Gobierno, y una reducción de la violencia homicida.

No obstante, advirtió que “la desaceleración de la economía mundial, en la medida que continúe, puede tener un impacto” en el país llevar a “crecimientos distintos a los que estamos esperando”.

Puedes leer: López Obrador tiene razón: Centroamérica tiene salarios más altos que México