El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que en los países de origen de los migrantes como Guatemala, Honduras y El Salvador tienen salarios más altos en comparación a México.

 “Me puse a investigar y el salario mínimo en Guatemala, Honduras y El Salvador, el salario mínimo es del doble”, dijo López Obrador en su conferencia matutina del 23 de septiembre.

Forbes Centroamérica

El aumento de 16% al salario mínimo en México, no es suficiente para igualar los salarios con los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras), muestra de ello es que el salario mensual en Guatemala y Honduras es de 387 y 382 dólares, mientras que en México es de 155 dólares, de acuerdo con datos el Consejo Internacional de Empresarios (COINE) y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).

“A pesar de que México es una economía robusta y con diversas industrias solidas, el país está muy por debajo en el pago del salario mínimo, ya que al homologarlo a dólares es de apenas 155 dólares al mes”, señala el presidente del COINE, Martín Rodríguez.

Rodríguez considera que para que México tenga un nuevo aumento es necesario considerar factores como la inflación, las finanzas en seguridad social y los costos de alimentación y vivienda.

En este sentido, empresarios consultados por Forbes Centroamérica consideran que para que México logre igualar los salarios se deben tomar en cuenta factores como su modelo de gobernanza y el marco institucional.

Panamá y Costa Rica tienen mejores salarios

Costa Rica también tiene un salario más alto que México, debido a que éste es de 532 dólares mensuales, pero esto tiene varias razones, explica el presidente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), Narciso Casado.

“Se debe al nivel desarrollo económico y social alcanzado por estos países. Costa Rica destaca en el entorno latinoamericano por su nivel de renta y desarrollo humano. Costa Rica cuenta con uno de los modelos de gobernanza más desarrollados de la región, además de disponer de marcos institucionales y normativos muy desarrollados”, detalla Casado.

Para el economista independiente Ernesto Bazán, en Panamá hay mucha demanda mano de obra y una reducida oferta. Además, la mayor inversión genera empleos que son cubiertos por capital humano preparado, lo que genera mayor productividad.

Panamá es el segundo país con mayor productividad en la región latinoamericana, de acuerdo al Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). La productividad total del país canalero es la segunda más alta de la región con 58%, sólo detrás de Argentina que cuenta con 61%. Panamá tiene un salario mínimo mensual de 285 dólares.

“Panamá lo que tiene es un país pequeño y una Población Económicamente Activa proporcional a los 4 millones, además un clima de negocios muy grande al ser un centro de inversiones regional, por lo que llega una fuerte inversión que demanda mano de obra”, destaca Bazán.

Puedes leer: Panamá, el segundo país más productivo de Latinoamérica