La empresa Ferrero ya alista crecimientos en el mercado centroamericano, donde espera un incremento en valor de ventas del 17% para el año fiscal que abarca de septiembre 2018 a agosto 2019, compartió Paolo Cornero, director general de México y Centroamérica de la compañía.

En tanto, para el mercado mexicano se prevé un incremento de 6%, para llegar a 7,800 millones de pesos (mdp).

“La primera mitad fue con un crecimiento robusto, mientras que el segundo semestre hubo enfriamiento en el consumo y la economía. El mercado ha tenido un freno, está creciendo menos, posiblemente sea una situación cíclica, pero estamos preparando actividades que respondan a las exigencias del mercado, tal vez formatos más pequeños”, indicó Cornero en entrevista.

De la producción en la planta de Guanajuato, en México, el 65% es para abastecer al mercado nacional y el restante 35% para exportación a Norteamérica (Canadá y Estados Unidos), Centroamérica y Sudamérica (Colombia y Perú).

Puedes leer: Banco Atlántida, autorizado para operar en Nicaragua

En dicho complejo, Ferrero emplea a más de 650 personas, aunque en temporada alta esa cifra llega a más de 900 trabajadores.

Para los próximos 12 meses, la empresa de chocolates invertirá 170 millones de pesos en México y analiza la ampliación de su planta en Guanajuato.

“Estamos evaluando ampliar la planta de Guanajuato y una compañía hermana cerca de Monterrey, que no reporta directo a Ferrero, dependerá de la respuesta del mercado a nuestros productos…Todavía no se ha decidido. Arriba de los 1,000 mdp (sería la inversión), pero todavía no se sabe”, añadió el director.

Los 170 mdp serán para operaciones relacionadas con Kínder Sorpresa y cámaras de refrigeración, para aumentar la producción, almacenamiento y transporte. Este monto forma parte de los 450 millones de pesos presupuestados para el periodo 2018-2020, de los cuales 280 mdp ya fueron usados al mes de agosto de 2019.