Existen cursos para emprendedores en los que se indican las horas de sueño que debe tenerse; así como recomendaciones que están en internet, tal es el caso del programa Everyman Sleep que refiere dormir 3.5 horas con 3 siestas de 20 minutos. Pero, la ciencia señala que dormir poco provoca afectaciones al rendimiento cognitivo, conducta y metabolismo.

Se ha dado a conocer que el éxito profesional va ligado con el tiempo de sueño, aunque no siempre sea el caso. Conforme El País, el jefe del servicio de Neurofisiología y de la unidad de Sueño del Hospital Universitario de la Ribera (Valencia), Francisco José Puertas, comentó que Napoleón decía que los hombres necesitaban cinco horas y las mujeres seis “Solo los tontos precisaban más, pero hay constancia de que él se dormía en el carruaje del emperador. En algunas cartas perdía el trazo por la somnolencia. Con la luz eléctrica, aparece el concepto de dormir ocho horas seguidas y la gestión del trabajo nocturno, pero con el tiempo surgió también la idea de que el que necesita pocas horas de sueño es más productivo”, agregó.

Puedes leer: Islas Secas, el eco-resort de lujo que abrirá en Panamá

Cabe destacar que una de las funciones del sueño es procesar y fortalecer el aprendizaje, la atención y memoria. Por lo que, dormir poco podría disminuir el rendimiento cognitivo, provocar un déficit de atención, pérdida de capacidad para toma de decisiones, estrés, ansiedad y depresión.

El especialista en neuropsicología y psicología clínica, José Antonio Portellano, mencionó que los seres humanos son animales circadianos, programados para ciclos de sueño-vigilia con una duración de 24 horas. Por tal motivo, dormir pocas horas es una agresión fisiológica al organismo, particularmente al cerebro.

Portellano dijo que es de suma importancia completar un ciclo de sueño, cada uno dura 80 minutos. El ser humano necesita dormir de cinco a seis ciclos cada noche.

Aunque programas como Everyman Sleep indiquen que dormir de 9 de la mañana a las 12:30, con siestas de 20 minutos a las 4:10, 8:10 de la mañana y 2:40 de la tarde son suficientes; en un futuro podría desarrollar consecuencias para la salud, como somnolencia, aumento del riesgo en tener cáncer, enfermedades cardiovasculares y trastornos degenerativos.

De acuerdo al coordinador del Grupo de Estudio de Sueño de la Sociedad Española de Neurología (SEN), Carles Craig, la función del sueño evita sustancias tóxicas como la proteína beta-amiloide, que si se deposita en gran cantidad en el cerebro puede convertirse en un mecanismo que favorezca la aparición de alzhéimer.

Puedes leer: Costa Rica inspeccionará plantas de carne en Panamá