La cafetería Cordica 21 es uno de los primeros establecimientos inclusivos de cocina, al permitir que laboren personas con Síndrome de Down. El recinto está ubicado en la ciudad de Guadalajara, México.

Son 10 jóvenes de entre 20 y 25 años que atienden a los clientes, toman el pedido y llevan los alimentos y bebidas a las mesas. Trabajan en grupos de dos a tres integrantes, por turnos de dos horas con remuneración.

De acuerdo a Animal Político, la integrante del proyecto, Laura Ruiz, comentó que esta iniciativa se planeó desde hace dos años y más que un negocio se trata de una cafetería-escuela; en donde los jóvenes aprenden a ser productivo por sí mismos para que en un futuro aspiren a proyectos más grandes.

Puedes leer: Guatemala sube el gasto en educación pero la calidad no mejora

Sin embargo, el lugar no solo se limita a laborar con café, sino que se realizan actvidades como talleres de pintura, baile, prácticas de fútbol y repostería dos veces a la semana.

Café Cordica 21 surgió como un club deportivo de futbol para personas con Síndrome de Down, pero al paso del tiempo se convirtió en una organización con servicios de terapias físicas, talleres de teatro, pintura y espacios para inclusión laboral.

Puedes leer: Cinco consejos para venderte mejor como emprendedor