Por Carlos Paredes

El día de ayer se cumplen cuatro años de que Sipacate fue elevado a la categoría de municipio y, según varios sectores, el pueblo ha ido evolucionado hacia el desarrollo, aunque reconocen que aún hace falta mucho por hacer.

Puedes leer: SEGIB: incluir mujeres a mercado hará superar desaceleración en Latinoamérica

Lissette Flores, empresaria, dijo que que ha habido cambios en Sipacate y que se espera que estos continúen para generar más oportunidades de desarrollo en beneficio del sector empresarial.

“Este municipio es netamente turístico, pero también hay otras actividades que se desarrollan, como la producción de sal, crianza de camarón y ganado, por lo que es importante -las autoridades- se enfoquen en proyectos y programas que favorezca esas actividades, pues son la mayor fuente de empleo para la población”, comentó Flores.

Herbi García, vicepresidente de la Asociación de Productores y Empacadores de Sal de Guatemala (Apesalgua), dijo que cuando Sipacate  era una aldea no se veía el desarrollo, pues la mayoría de las calles estaban en malas condiciones, las escuelas abandonadas y los servicios básicos eran precarios.

“Se ha visto el cambio, se ha construido centros de computación y reparado las escuelas y el centro de Salud. Hacía falta proyectos que le dieran otra cara al lugar que es altamente turístico y comercial. Se necesitaba infraestructura para hacerlo más productivo”, señaló García.

Pobladores esperan que las autoridades municipales no fallen y se comprometan a la ejecución de proyectos en beneficio del pueblo y que lo hagan con transparencia en el manejo de los recursos.

Puedes leer: Alerta en Centroamérica por intensas lluvias

Nuevo edificio

Recientemente las autoridades inauguraron el edificio de la municipalidad, en el que se invirtieron Q9.3 millones. El edificio de dos pisos cuenta con un helipuerto categoría tres, el cual podría ser utilizado por el sector de turismo y para una emergencia.

“Pensamos a futuro y le apostamos a todo. Este helipuerto no solo es una alternativa para el turismo, sino también en caso de una emergencia, sobre todo si se toma en cuenta que estamos en una zona de inundaciones”, dijo Wálter Nájera, alcalde electo de Sipacate.

Nájera fue electo en las elecciones recién pasadas, pero ejerce el cargo de alcalde desde el 30 de mayo del 2016, cuando fue nombrado en el cargo de forma interina por el Ejecutivo.

“Nos entregaron una aldea convertida en municipio, no teníamos recursos y menos una sede, tocó que rentar una vivienda para tener un lugar donde atender a los vecinos, pero fuimos empujados por el sentimiento de servir a nuestros vecinos y el de sacar adelante a Sipacate”, comentó Nájera.

Añadió que en los primeros años se enfocaron en cuatro ejes: educación, salud, infraestructura y servicios públicos. “El reto seguirá siendo traer más obras y seguir generando desarrollo para las comunidades de Sipacate”, aseguró el jefe edil.

*En alianza con Prensa Libre

Puedes leer: Paga más por menos: Uber multiplica la oferta de Walmart por Cornershop