Tal vez estés pensando en abrir una tienda online y aún no tienes determinado qué es lo que vas a ofrecer o no cuentas con una inversión demasiado alta para hacerte de un amplio inventario de productos para saciar la demanda de los compradores.

Si te encuentras en esa situación, no te preocupes, existe un modelo de negocios llamado dropshippin, consiste en comercializar productos de alguien más en tu propia tienda online, y una vez que alguien compra en tu tienda, tú sólo envías el pedido tu proveedor y él se encarga de enviar sus productos a tu cliente en nombre de tu negocio. 

El modelo de negocios dropshippin, deja un margen de ganancias mayor al del marketing de afiliados, el portal Entrepreneur te ofrece cuatro consejos para comenzar tu tienda online con dicho modelo de negocios.

Puedes leer: TALENTO: Tres opciones para su actualización, redefinición y proyección

1.- Elige una plataforma para crear tu tienda

Hay gran variedad de plataformas y sitios web en donde puedes crear tu tienda en línea; Shopify, Squarespace, WordPres, Magento, Presta Shop, entre muchas otras, sólo debes elegir entre la amplia gama de proveedores de servicios para páginas de internet; la que escojas tiene que tener todas las funciones de un e-commerce.

2.- Escoge al proveedor adecuado

Existen cientos de proveedores en internet y el elegir sabiamente nos ayudará a establecer la reputación de tu tienda. Aliexpress, Ebay, Bigbuy, Brandeee, Nedis, o Banggood, son algunas opciones que puedes considerar.

3.- ¿Qué productos vender?

En tu nueva tienda online puedes vender cualquier producto que sea legal, la recomendación está en ofrecer productos que estén en tendencias, que tengan mucha demanda; aquellos que se han vendido muy bien y que son promocionados por redes sociales.

Lee también: Las marcas en la era de la infoxicación digital

Encontrar un nicho de mercado al cual dirigirte es una buena opción, especializarte en un público menos competitivo aumenta las posibilidades de ventas para tu negocio. Algunos ejemplos son: moda, fitness, tecnología, accesorios para teléfonos, relojes y comida.

4. Promociona tus productos

El dar a conocer tu oferta de productos es indispensable para vender. Puedes crear una estrategia de marketing que contenga publicidad en redes sociales. Ahora existe publicidad en Facebook o Instagram que por un bajo costo te dan a conocer a los usuarios.

Al ir aumentando tus ventas también aumenta el monto destinado a la publicidad.

Puedes utilizar herramientas como el Google AdWords para posicionar tu tienda en línea y llegar a potenciales clientes.

Una vez que tengas tu tienda no sólo tendrás que sentarte a esperar las ganancias, un largo camino te espera; tendrás que encargarte de gestionar la atención al cliente, responder las dudas que surjan acerca de tus productos y envíos, así como de llevar el control de tu inventario. El resultado valdrá la pena.

No olvides leer: Innovadores del futuro