Enviado / Colón, Panamá.- El presidente Laurentino Cortizo inauguró de manera oficial las operaciones comerciales del hub de gas natural licuado AES Colón, que se encuentra en Isla Telfers, en la provincia de Colón, en la costa caribeña de Panamá.

El complejo requirió una inversión de aproximadamente 1,050 millones de dólares y consiste en una planta de generación de energía, una terminal de buques, un sistema de almacenamiento (integrado por un tanque de 180,000 m3 y una terminal de regasificación), y una terminal de camiones que permitirá llevar el insumo a otros lados.

El día de hoy, el presidente dio la primera palada de la terminal de camiones. Ya está en construcción la terminal de regasificación, la cual terminará en un año y medio.

Foto: Angélica Escobar / Forbes Centroamérica.

“Al invertir en Panamá una empresa como AES avala con su inversión el progreso en el cual estamos empeñados, y expresa su confianza en la seguridad jurídica que ofrece mi país”, citó el mandatario durante su discurso.

”Somos facilitadores de las buenas inversiones privadas”, añadió al hacer alusión a la importancia de proteger el medio ambiente.

Lee también: Centroamérica debe acelerar el cambio a gas natural: AES

Por otro lado, en entrevista con Forbes, Andrés Gluski, CEO de AES, dijo: “Esta es la creación de un hub para el uso del gas natural en Panamá, pero también para la reexportación desde Panamá al resto de Centroamérica”.

A grandes rasgos, el gas natural proviene de Estados Unidos, donde es extraído en estado gaseoso, para luego enfriarlo a -162 °C (licuarlo), lo que permite reducir su volumen 600 veces y transportarlo en barcos hasta Panamá, sitio en el que será regasificado y/o luego convertido en electricidad.

El hub permitirá bajar los costos de la energía, pues el precio de gas natural es más estable y bajo que el petróleo.

“La importancia de este combustible no sólo es en materia eléctrica, sino que va a permitir convertir y desplazar los productos derivados del petróleo en la industria, como la del cemento, teniendo beneficios en su estructura de costos”, indicó Miguel Bolinaga, presidente de AES Panamá, en conferencia de prensa.

El complejo inició con un Contrato de Compra de Energía (PPA, por sus siglas en inglés) ganado por la empresa de origen estadounidense AES, tras un proceso de licitación que tuvo lugar en agosto de 2015.

Después vino la construcción de una central de ciclo combinado que comenzó a operar en agosto de 2018, la cual cuenta con 381 MW de capacidad instalada y es la primera en Centroamérica que opera con gas natural. Está integrada por tres unidades General Electric de 77 MW cada una, más una unidad de vapor Siemens de 150 MW.

Ya está en construcción la terminal de regasificación, la cual estará lista en un año y medio.

Y el día de hoy tuvo lugar la inauguración del sistema de almacenamiento de gas natural, que comprende un tanque de almacenamiento para 180,000 m3 de gas natural líquido, el cual hasta antes de esta obra permanecía en un barco rentado.

Sin embargo, la central eléctrica del lugar sólo consume 25% del gas natural líquido almacenado en el tanque, por lo que la empresa pretende ponerlo a disposición de terceros.

“Anhelamos realmente poder acelerar ese desarrollo regional y que esa terminal sea más de uso de terceros que de nosotros”, indicó durante la rueda de prensa Juan Ignacio Rubiolo, CEO de AES.

Y el proyecto siguiente, cuya primera piedra fue puesta el día de hoy, es la construcción de la terminal de camiones donde se cargará el gas natural regasificado para luego llevarlo a diversos puntos de Panamá y en algún momento al resto de Centroamérica.

Te recomendamos: Panamá es la puerta del e-commerce en América Latina