El turismo de Centroamérica está siendo afectado en gran medida por factores como fenómenos meteorológicos, crecimiento económico dispar entre los países, falta de infraestructura y altas tarifas de vuelos intrarregionales.

Esto se ha reflejado en pérdidas considerables para las empresas del sector.  Por ejemplo, la región reportó una caída de 2% en la llegada de visitantes debido al impacto de los huracanes Irma y María, indicó puntualmente la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Se prevé que el pib de la región crezca 3% este año, apoyada en la demanda de productos desde Estados Unidos y en los precios favorables de las materias primas, estimó Moody’s en el reporte América Central 2019.

Puedes leer: Turismo salvaje: Atrévete a nadar junto a tiburones en Belice

No obstante, hay crecimientos desiguales entre sus países, considerando que Panamá crecerá 5% y Guatemala 3%, indica la calificadora. Esta disparidad se ve reflejada en los precios de los vuelos entre una nación y otra.

Muestra de ello es que, en febrero de este año, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, indicó que un boleto del aeropuerto Ramón Villeda Morales, en San Pedro Sula, a Houston, Estados Unidos, cuesta 365 dólares, pero del mismo destino hondureño a Managua, Nicaragua, vale 820 dólares, es decir, más del doble.

Ante esta situación, el mandatario hondureño solicitó a los gobiernos centroamericanos que se aplique la Ley de Cielos Abiertos, con lo que los vuelos al interior de la región se considerarían como locales, manteniendo precios competitivos.

Además, los países de Centroamérica tienen retos a nivel local, como aumentar la capacidad de sus aeropuertos y modernizarlos, asegura Rubén Mora, director Corporativo Comercial e Internacional de Mundo Joven, una agencia de viajes con oferta vacacional tradicional, así como de tipo educativo.

Por fortuna, hay países que ya comenzaron a instrumentar proyectos de modernización de sus instalaciones, como el Aeropuerto Internacional La Aurora, en Guatemala, que espera recibir una inversión de 117 millones de dólares (mdd) mediante una asociación público-privada.

“Estos factores tienen un impacto en los consumidores que desean viajar a Centroamérica, y se reflejan en la industria”, puntualiza Mora, de la agencia con presencia en España, Colombia, El Salvador y Guatemala.

Puedes leer: En El Salvador usan contenedores para crear casas y hoteles