La propuesta de ley por el diputado Rodolfo Peña, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), tiene como objetivo eliminar las pensiones que reciben los expresidentes de la República.

Sin embargo, las jubilaciones que ya reciben los exmandatarios continuarían vigentes como derechos adquiridos previos a la derogación de la ley.

“Las pensiones de los expresidentes no están condicionadas a los elementos fundamentales de los regímenes de jubilación, como lo son la edad, años laborados, cuotas aportadas y rendimientos de las inversiones del fondo de pensiones. No aportan un colón para recibirlas”, acuerdo con la exposición de motivos del texto.

Puedes leer: Diputada propone bono de 1000 dls a Diplomáticos para ropa de invierno en CR

Actualmente la pensión máxima sin postergación del régimen universal de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) es de ¢1.572.086, mientras que la pensión que se otorga a los expresidentes es de ¢4.000.715, señala el legislador del PUSC , reporta CRHoy en una nota.

“Ese monto violenta el principio constitucional de igualdad ante la ley, el principio de razonabilidad y proporcionalidad, ampliamente desarrollados por la Sala Constitucional”, explica.