Por Mirna Gutiérrez

Torre Manatí promete ser el edificio más alto de Guatemala y convertirse en un referente inmobiliario en el país. El proyecto de usos mixtos, ubicado en Puerto Barrios, busca contribuir al desarrollo de la zona, mejorando la infraestructura del lugar y la calidad de vida de la gente local y de sus alrededores.

La construcción iniciará a principios de 2020 y se estima que esté concluida en 24 meses.

Una vez terminada tendrá 37 pisos que albergarán vivienda residencial, penthouse y penthouse loft en los últimos niveles, y dos plantas con locales comerciales, además de gimnasio, yoga deck, business center, marina y playa privada. Con sus 140 metros de altura, la estructura dejará atrás los 100.75 m de la Torre Premier Club, hasta ahora el edificio más alto del país.

Puedes leer: Obras de Metroriel en Guatemala comenzará durante 2021

Desarrollos Inmobiliarios Izabal, corporación familiar de origen argentino, invertirá alrededor de 15 millones de dólares (mdd) en la edificación, que generará alrededor de 1,000 empleos directos: “Ya se cuenta con el capital necesario, por lo que es financieramente viable”, afirma Jorge Nichols, gerente de División Comercial de Abitare, empresa encargada de la comercialización de la torre.

María José Nichols, directora de Abitare, comenta que los inversionistas escogieron Guatemala por lo estable de su economía, y seleccionaron la zona de Puerto Barrios porque buscaban un lugar con un potencial de desarrollo a largo plazo, en el que además de tener un retorno de inversión pudieran aportar también al crecimiento comunitario.

Actualmente la empresa realiza toda la tramitología para obtener los permisos correspondientes, incluyendo los ambientales: “El primer punto a resolver es el estudio de impacto ambiental; es un tema que genera incertidumbre, pero no se trata de un área protegida y estamos ubicados en una zona que ya está urbanizada”, señala Jorge Nichols.

Ya iniciaron la preventa y la compañía está ofertando 120 unidades residenciales que pueden ser adquiridas como primera vivienda, porque la zona no cuenta con inmuebles similares, pero también como segunda vivienda para guatemaltecos que radican en el país o en el extranjero. El precio de salida es de 183,000 dólares para departamentos de 109 m² con estacionamiento.

Puerto Barrios es la salida al Atlántico y conecta con Belice, por lo que con la marina buscan ser una parada obligada para las embarcaciones, y con ello incentivar actividades como la pesca deportiva y atraer turismo.

El proyecto ya despertó el interés de otros inversionistas y en Abitare esperan una reacción en cadena que detonará el crecimiento de la zona. 

Torre Manatí se suma al boom inmobiliario que está viviendo Guatemala: “Hoy la dinámica de desarrollo del país es alta, tenemos alrededor de 70 proyectos que se están construyendo en la ciudad simultáneamente”, dice Jorge Nichols.