EFE.- El precio del dólar se mantiene estable este lunes respecto al peso argentino, en la mañana siguiente a las elecciones en el país, en las que la oposición peronista derrotó al actual gobernante, el conservador Mauricio Macri, tras lo cual el Banco Central anunció nuevas restricciones cambiarias.

La victoria de Alberto Fernández sobre Macri fue seguida del anuncio de la implantación de un mayor ‘cepo’ cambiario por parte de la entidad bancaria, para prevenir efectos negativos en el mercado cambiario como el que sí sucedió después de las primarias de agosto, cuando Fernández sacó 16 puntos al aún presidente y el día siguiente el dólar trepó y las reservas de divisas cayeron.

A las 10.05 hora local, en su apertura, el dólar se compraba a 60 pesos y se vendía a 65, ambos valores idénticos a los del cierre del viernes, antes de que se produjera la cita electoral, para la que Fernández partía como favorito e hizo efectivos los pronósticos.

El Banco Central argentino confirmó este lunes medidas cambiarias más severas que las que regían hasta el momento, y su presidente, Guido Sandleris, aseguró que las nuevas restricciones se toman para “cuidar las reservas” y otorgar “más grado de libertad” al nuevo Ejecutivo de Alberto Fernández.

El dólar había estado subiendo poco a poco durante la semana pasada, y Sandleris indicó que, ante el “aumento importante en la demanda de dólares por parte de las personas”, creían que existía el “riesgo” de que ello continuase y por eso decretaron implementar un cepo cambiario mayor.

Como ya se adelantó el domingo por la noche, después de conocerse la victoria del peronista Fernández sobre el actual presidente, Mauricio Macri, el nuevo límite a la compra mensual de dólares se estableció en los 200 para las transacciones bancarias y 100 en efectivo, informó Sandleris en rueda de prensa.

“Tomamos esta medida que tomamos para cuidar las reservas y le va a permitir al próximo Gobierno contar con más libertad para diseñar su política económica”, afirmó, al tiempo que recalcó que durante los próximos meses trabajará con miembros del equipo de Fernández, cuya futura vicepresidenta será Cristina Fernández (2007-2015).

Con el 97,92 % de los votos de las presidenciales escrutados, el abogado Alberto Fernández, de 60 años, consiguió el 48,10 % de los votos mientras que Macri alcanzó el 40,38 %.

El resultado le dio a la candidatura de Fernández, cuya futura vicepresidenta será la exmandataria Cristina Fernández, la victoria en primera vuelta, aunque Macri le recortó votos respecto a las elecciones primarias de agosto.

Fernández recibirá el poder el próximo 10 de diciembre, y por ello Macri lo emplazó a desayunar esta mañana para iniciar un “periodo de transición ordenada”.