Por Nohelis Ruiz Arvelo

Siempre se ha hecho seguimiento del flujo de comercio, entre países regiones y empresas locales y de otros mares, pero muy poco se había hecho seguimiento o estudios sobre el networking, es decir, sobre las relaciones y como se generan los negocios. Lo mismo pasa a nivel personal y profesional, pero gracias a las grandes escuelas de negocio, comenzamos a tener números, que sorprendentemente, se reflejan en todos los países. Ya podemos hablar de networking desde una perspectiva más formal, y estamos viendo como las escuelas de negocio, ofrecen talleres y clases sobre networking. Los expertos en liderazgo y comportamiento organizacional y otros grandes maestros del networking, están trabajando en ello y cada día tenemos más información.

Puedes leer: TALENTO: Tres opciones para su actualización, redefinición y proyección

Es vital que sepamos la importancia y el impacto que tienen las relaciones, como desarrollar nuestra red y tantas otras cosas que nos aporta el networking a nivel personal, profesional y corporativo. La creación y desarrollo de redes sólidas, de vínculos sociales, ya que tienen un impacto directo en el posicionamiento personal de líderes, sea cual sea su nivel de liderazgo.

Los líderes, recurren a este poderoso recurso, saben que deben mantener activas sus redes de contacto. En un estudio llevado a cabo por Ben M. Bensaou, Charles Galunic, Claudia Jonczyk-Sédès, profesores de Liderazgo, Gestión y Estrategia Organizacional en INSEAD y ESC, resaltan las características y formas de hacer networking de una muestra de ex alumnos, todos ejecutivos, arrojando resultados interesantes, entre otras cosas, se pudieron observar tres estilos diferentes, de entre los perfiles de networkers a nivel profesional dentro de las empresas u organizaciones.

  1. Entusiasta: Profesionales de alto capital relacional, fuera y dentro de la organización
  2. Moderado: Profesionales que privilegian la prudencia y el equilibrio, un poco desconfiados de los beneficios que pueda aportar el networking, aunque lo utilizan dentro de la organización, solo si tienen que ver con su cargo o rol dentro de la empresa
  3. Purista: Son activos, sólo cuando se trata de clientes y para alcanzar objetivos laborales de carrera, ya que son más importantes que las relaciones

Gracias a este  estudio, se pudo confirmar que las personas dentro del perfil “Purista” pueden ser promovidos de cargo, pero no según sus expectativas, juegan roles menos importantes de lo que ellos esperaban; a diferencia de los perfiles “Entusiasta” y “Moderado” logran crecer profesionalmente y ser promovidos. Los líderes y quienes llegan a altos cargos directivos, suelen ser los “Entusiastas”. Otra de las desventajas de los “Puristas” es que sus redes se deterioraron, mostraron menos compromiso organizacional, menos integración con sus pares, además de correr el riesgo de flotar dentro de la empresa.

“Los líderes saben impactar con formas de actuar verdaderas, de forma positiva y eficiente para mantenerse relevantes y evitar ser reemplazados y sustituíos”. Nohelis Ruiz Arvelo

En definitiva, los líderes, comienzan a desarrollar estas habilidades relacionales desde muy jóvenes en las escuelas y universidades, lo que nos demuestra que el networking, tiene un impacto directo en el acceso a más oportunidades profesionales y hasta en la posibilidad de obtener mejores ingresos. El éxito en la toma de decisiones, personal, profesional y de negocios, no sólo ocurre gracias al comportamiento del mercado y del sistema jerárquico del gobierno corporativo, sino que gran parte, se da en función del resultado de los vínculos sociales, del capital relacional y de las redes de influencia. Las personas con alta capacidad relacional, dentro y fuera de sus organizaciones, son promovidos hacia puestos de mayor responsabilidad y vislumbran un futuro más exitoso en sus carreras.

Correo: [email protected]

Twitter: @NohelisRuizA

LinkedIn: Nohelis RUIZ ARVELO Lifehacker

Facebook:  @NohelisBSB

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.