En la Reunión Anual del Foro Económico Mundial de los Consejos del Futuro Global, que tuvo lugar el 3 y 4 de noviembre en Dubai, Carlos Manuel Rodríguez, ministro de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica, describió una plática que tuvo con su hija acerca del cambio climático, en donde mencionó que su naturaleza ya ha brindado una de las herramientas más fundamentales para enfrentar la crisis.

De acuerdo con el World Economic Forum, Rodríguez un día estaba cenando con sus hijos en la casa y su hija menor le comentó que no se preocupara por el cambio climático, puesto que un día un científico diseñará una máquina que pueda absorber todo el carbono que está en la atmósfera; con lo que estarán a salvo.

Puedes leer: OMNi, la app que encontró una oportunidad de negocio en la movilidad

De modo que, el ministro contestó “¿Sabes qué? La naturaleza inventó esa máquina hace millones de años, esa máquina se llama árbol”. Asimismo, le indicó que si detienen la deforestación tropical o esta a nivel mundial, utilizarán efectivamente esa máquina, que fue la señal por naturaleza posiblemente hace 300 millones de años.

A nivel mundial, se están perdiendo alrededor de 18.7 millones de acres de bosque cada año o lo que sería 27 canchas de futbol por minuto. Conforme Global Forest Watch, si la deforestación tropical fuera un país, se situaría en lugar tres en emisiones de carbono equivalente, detrás de China y Estados Unidos; seguido de la Unión Europea, India y Rusia.

Las emisiones brutas anuales de dióxido de carbono de la pérdida de la cubierta arbórea en los países tropicales promediaron 4.8 gigatoneladas por año entre 2015 y 2017. Es decir, que la pérdida de la cubierta arbórea tropical ahora está provocando más emisiones cada año que 85 millones de autos en toda su vida.

Sin embargo, Costa Rica refiere que es posible deshacer parte del daño, de acuerdo a la organización internacional. En la década de 1940, el 75% del país centroamericano estaba cubierto por bosques, principalmente por tropicales, pero fue en 1983 que tras décadas de deforestación, cayó hasta un 26% y la tasa había aumentado a 50,000 hectáreas por año.

Debido a los cambios en las políticas, como la restricción de los permisos de tala, incentivos financieros a los propietarios de tierras y la atracción de inversiones extranjeras en ecoturismo, Costa Rica ha revertido la tendencia.

Rodríguez apuntó que ahora ha duplicado su cobertura forestal, cubre más de la mitad del país y continúa desarrollándose a medida que el gobierno crea más parques nacionales para preservar los ecosistemas naturales, desde tierras altas y la cubierta de nubes; hasta los manglares y selvas tropicales.

Puedes leer: Costa Rica posee la mejor zona franca de Latinoamérica

Dijo que Costa Rica ha tenido mucho éxito en comprender cómo valoran la naturaleza y cómo la utilizan como motor del crecimiento económico, particularmente con el ecoturismo.

“Si la naturaleza se convierte en un motor para el crecimiento y la economía, el desarrollo económico, la gente no querrá destruir la naturaleza. Entonces, en cuestión de una generación, más de una generación, pasamos de personas que destruyen el bosque para producir alimentos, particularmente ganado, a proteger la naturaleza, restaurar la naturaleza y usarla como una forma de atraer turistas a las granjas y los parques. Y eso ha sido tremendamente exitoso”, agregó.

Cabe resaltar, que Costa Rica se ha comprometido a ser completamente descarbonizado para el 2050, ha adoptado un plan para lograr una economía de cero emisiones netas, en línea con los fines del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Rodríguez dice ser un optimista racional porque sabe que tienen los recursos, señala que no es falta de recursos financieros, dijo que tienen la tecnología y saben lo que deben de hacer; que bien como le dijo a su hija, es proteger y cultivar las máquinas de lucha contra el carbono.

Puedes leer: Epic Day Pass, la llave para esquiar los 365 días del año