EFE.- El opositor y expresidente Carlos Mesa llamó este lunes al oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), con mayoría en el Parlamento de Bolivia, a facilitar la sucesión a Evo Morales, ante el vacío de poder generado en el país.

La solución puede ser que el MAS permita que se nombre un nuevo presidente del Senado que de forma interina ejerza la jefatura de Estado, declaró Mesa ante los medios en La Paz.

El líder de la opositora Comunidad Ciudadana se pronunció sobre la renuncia anunciada el domingo por Morales, para recordar que tiene que aceptarla la Asamblea Legislativa y está pendiente de poder reunirse.

El expresidente boliviano (2003-2005) acusó a Morales de haber roto la línea sucesoria, pues junto a él renunciaron quienes, según la Constitución, podrían sucederle.

Los hasta ahora vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y el presidente del Congreso Víctor Borda, la línea sucesoria, también anunciaron su renuncia.

 La senadora de la opositora Unidad Demócrata (UD) y segunda vicepresidenta del Senado de Bolivia, Jeanine Áñez, aseguró este lunes estar en condiciones de asumir la Presidencia del país para establecer un Gobierno de transición que convoque a nuevas elecciones.

En declaraciones a los medios, antes de abordar un vuelo desde su natal Trinidad hacia Santa Cruz, Áñez pidió “que quede bien claro que esto es simplemente una transición”, pero de encontrarse otra vía de designación presidencial que prescinda de ella, la va a “aceptar”.

El nombre de Áñez emergió como el de la potencial presidenta de Bolivia en el orden constitucional, tras la renuncia el domingo de Evo Morales y de quienes constitucionalmente podrían sucederle.

Además del primer vicepresidente de la Cámara Alta, Rubén Medinaceli, y los tres del Movimiento al Socialismo (MAS), partido del presidente renunciante Evo Morales.