Hugo Salvatierra Arreguín (Enviado)

Antigua, Guatemala.- ONU Mujeres trabaja en la creación de una red de instituciones que pretende incentivar en América Latina y El Caribe negocios liderados por  mujeres, así como financiamiento para las empresas que trabajan por su igualdad o que incorporan los principios del empoderamiento femenino, ya sea en una cadena de valor dentro de una comunidad o en la producción de bienes y servicios.

Esta idea, cuya presentación está prevista para marzo del próximo año, forma parte del Programa Ganar-Ganar, que tiene presencia en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Jamaica y Uruguay y es impulsado por el organismo internacional, junto con el Instrumento de Asociación de la Unión Europea (UE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Puedes leer: Crimen organizado, la otra barrera para mujeres migrantes en la frontera sur

“Nuestra idea es poder ampliar, partiendo de los países del Ganar-Ganar a todos los países de la región, por lo tanto también tenemos trabajo con ONU Mujeres en Guatemala, en El Salvador y en Honduras, donde pensamos que también podemos incorporar este trabajo”, afirmó Raquel Coello Cremade, especialista de Políticas de Empoderamiento Económico en la Oficina Regional para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres. 

En entrevista con Forbes, puntualizó que la iniciativa no va a ser un fondo de financiamiento, sino que quiere poner a dialogar a inversores que promueven los emprendimientos con actores que ayudan a identificar mejor estas inversiones, para que entre todos haya una mejor conexión.

Indicó que el 11 de octubre tuvieron una reunión inicial para delinear la iniciativa en Sao Paulo, Brasil, con un grupo de expertos y expertas de instituciones como BID Invest, CAF- Banco de Desarrollo de América Latina, Corporación Financiera Internacional (IFC), Acumen, LAVCA e Ignia. 

“Para marzo estamos constituyendo una red de instituciones que están trabajando en este tema, que es la que queremos lanzar en marzo y a partir de ahí definir conjuntamente y cocrear una agenda de trabajo para la región”, explicó, en el marco del Foro Latinoamericano de Inversión de Impacto. Centroamérica y El Caribe (FLI).

Agregó que las metas todavía no están medidas en términos de montos, pero que saben que se están haciendo cosas en la región para impulsar inversiones relacionadas con el empoderamiento de las mujeres, pero no están todavía conectadas entre sí.

“Por ejemplo, hay instituciones que están trabajando para promover a los emprendimientos, pero no están hablando todavía con los inversores. Hay inversores que quieren invertir en la región, pero no se hablan con quienes identifican las potenciales inversiones. Hay empresa que están siendo evaluadas por su performance en igualdad de género, pero que no reciben o no están siendo colocadas en los activos de inversión, que quieren invertir en empresas que trabajan por la igualdad”, enfatizó.