Por Natiana Gándara

Jorge Granados, director general de Mundo Maya Volando informó sobre las dos nuevas rutas que tienen como objetivo fortalecer la interconectividad aérea del país, además de facilitar los viajes de turismo y negocios.

Granados dijo que los vuelos nuevos se deben al aumento de la demanda por parte de los usuarios interesados en viajar a estos destinos.

“En un año aumentaron la demanda de vuelos en un 300% empezaron con 12 vuelos y actualmente son 38, de 260 personas que transportaban ahora son más de mil sólo hacia Huehetenango”, dijo el ejecutivo.

Con las 3 rutas esperan aumentar a 90 vuelos mensuales con el apoyo de tres aviones modernos y equipados.

“La tarifa también se mantiene para que se incremente el interés por viajar y quienes quieran pasar a Quetzaltenango y luego Huehuetenango o viceversa no tendrán que pagar dos boletos”, afirmó Granados.

Los documentos que solicita la empresa Mundo Maya Volando para viajar es Documento Personal de Identificación (DPI) o pasaporte, para menores de edad fotocopia de partida de nacimiento.

Juan Pablo Nieto, subdirector general del Inguat afirmó que el incremento en número de asientos e itinerarios hacia estos dos destinos requiere de inversión por parte de los empresarios y dinamizar la economía y turismo en mencionados departamentos.

“Solo en la ruta Guatemala hacia Huehuetenango la empresa registró un crecimiento en cuanto a número de personas arriba del 500% y un 300% con relación al número de vuelos, es decir, que el negocio del transporte aéreo en esa ruta es altamente rentable y ahora con la combinación seguramente habrán nuevas oportunidades y ojalá crezcan los números de vuelos”, dijo Nieto.

El funcionario agregó que actualmente los vuelos internos que registran mayor movimiento son: Mundo Maya, es decir, Petén, con registro de aproximadamente cinco vuelos diarios, también hay itinerarios que han crecido hacia Puerto Barrios, Izabal, “estos son los vuelos itinerados, el resto son vuelos privados y charters que están prestando el servicio”.

Según Nieto en el caso de la baja de vuelos hacia Retalhuleu se debe en parte a que la carretara ahora está en mejor estado y disminuyó la demanda, pero existe un importante trabajo que deben realizar las líneas aéreas junto con el sector privado para poder reactivar los vuelos itinerados, enfatizó.

“Recordemos que desde Retalhuleu se tiene una mejor conexión con la frontera con México y puede ser una oportunidad adicional, es un reto que tendrá la nueva administración de fomentar más los vuelos internos”, refirió Nieto.

Habilitación de aeródromos

Nieto comentó que las mesas de alto nivel están trabajando y una de ellas tiene como propósito fomentar la conectividad aérea no solo para vuelos internacionales, sino también para internos.

Ello incide directamente en el índice de competitividad turística de Guatemala que, entre otros aspectos, califica la infraestructura aeroportuaria, en cuanto a la calidad de esta para el transporte aéreo; disponibilidad de asientos en viajes domésticos e internacionales; frecuencias de vuelos, densidad aeroportuaria y número de líneas aéreas que operan en el país.

El funcionario agregó que el concretar estas nuevas rutas se derivó de un trabajo interinstitucional, así como de la demanda generada a partir de los vuelos que Mundo Maya Volando comercializa desde hace un año entre la Ciudad de Guatemala y Huehuetenango.

Desde el 2016 al 2019 el Inguat en coordinación interinstitucional, habilitaron los aeródromos de: Retalhuleu, Quetzaltenango, Puerto Barrios, Izabal; San José, Escuintla y Huehuetenango, y la inversión se detalla a continuación:

Adicionalmente, está en proceso de ejecución el mejoramiento de 16 módulos de servicios sanitarios en el Aeropuerto Internacional La Aurora por un monto de Q3 millones 66 mil 783.

El subdirector del Inguat resaltó que con la implementación de las acciones planteadas en la mesa impactará de manera transversal en el país y, sobre todo, proveerá las condiciones necesarias para tener un desarrollo sostenible, tomando en consideración las dimensiones económica, social y ambiental para el adecuado fortalecimiento de la competitividad de Guatemala como destino turístico.

*En alianza con Prensa Libre