Por Eduardo Valcárcel

e entusiasma dedicar este artículo a una plataforma que combina la creatividad, el talento y la importancia de nuestra televisión. Se trata de Imaginativa TV, una producción de Edilenia Tactuk, que celebra lo mejor de la pantalla chica durante una semana completa, con transmisiones en vivo de programas nacionales y paneles abiertos a la opinión de especialistas y público asistente. 

En su segunda versión sirvió de escenario para la proyección de más de una veintena de talentos nuevos, entre productores y presentadores de segmentos en vivo.

Considero que este es un proyecto de alto valor que permite resaltar las oportunidades de ese medio de comunicación, pero también los desafíos que éste enfrenta en la actualidad. Hago énfasis de este tema en el panel que compartí dentro del marco de ese evento con la Asociación Dominicana de Empresas de Comunicación Comercial (ADECC) y colegas expertos en comunicación estratégica de medios, el cual tuvo como tema central: “Retos y Oportunidades de la
TV Dominicana”.

Este panel se enfocó en los cambios que han experimentado las producciones criollas desde sus inicios, con alta atención en el contenido, siendo éste su reto principal. Mantengo la postura de que la televisión es un poder y una ventana para transmitir información, influenciar y generar engagement, como también para desinformar. Hay que aclarar que lo que ha pasado es que hoy en día contamos con un consumidor más empoderado, más informado, con acceso a diversas plataformas, ya sea desde un celular, tableta u otros dispositivos.

En ese sentido, el contenido debe revisarse, específicamente la forma de transmitir los programas. Hay que tener presente que esta es la parte relevante a la cual tenemos que prestar mucha atención. Vivimos en una época donde el consumidor es más inteligente, exigente y empoderado; no quiere ver diálogos, quiere tener participación, por lo tanto hay que innovar.

A pesar de que los consumidores están sumergidos en las nuevas tecnologías, hay que reconocer que la televisión es uno de los medios de comunicación más importantes por su fácil acceso y su gratuidad.

Me atrevo a decir que todavía existen muchos clientes y agencias que creemos y apostamos por este medio tradicional, a pesar de que los profesionales de hoy enfrentan una audiencia distinta y más fragmentada. Sin embargo, debemos ir más allá de esta creencia, mostrándole a los clientes la realidad que sucede: cómo los medios digitales reflejan un porcentaje de consumo más creciente que los de la televisión. La idea es que podamos trabajar con base en que lo digital no sea una competencia para la televisión.

Contar con una plataforma como Imaginativa TV, sin duda abre espacio a nuevas oportunidades, a que los productores locales se motiven a crear buenos contenidos que causen un impacto ante los consumidores: y pensando con más amplitud, un impacto que logre cruzar fronteras. Contenidos que dejen visto el gran talento que poseen todos los involucrados en la idealización y la realización de programas.

La buena noticia es que los dueños de canales locales, así como las empresas de telecomunicaciones, con propuestas de entretenimiento, están en la mayor disposición para contribuir a un cambio. Esto nos llena de grandes esperanzas, sobre todo para los jóvenes que vienen dando pasos importantes para convertirse en destacados profesionales del mundo de las comunicaciones. Por tanto, apostemos a ellos, démosles la oportunidad de ser quienes transformen nuestra televisión con un contenido interesante, auténtico y, sobre todo, deseado por la audiencia.