Con el nuevo Régimen Simplificado de Tributación (RST) de República Dominicana, que entró en vigor el 1 de agosto, el gobierno espera que el porcentaje de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) informales pase de 90% a 45%, para acercarse a los promedios de Latinoamérica y el Caribe (50%).

Hoy en día la isla cuenta con 1,475,000 negocios de este tipo, según el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM). El RST reduce el Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 27% a 7% a los negocios cuyos ingresos brutos anuales no sobrepasen 174,000 dólares en ventas o sus compras e importaciones anuales sean igual o menor a 800,000 dólares. Además, exonera el anticipo de 1.5% del ISR que debían pagar a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Puedes leer: La incógnita democrática y la juventud

Pueden acogerse a esa regulación personas físicas, empresas agropecuarias, microempresas que produzcan bienes, y también comerciantes. En el RST quedan fuera bienes raíces, fabricación de cigarrillos, combustibles, bebidas alcohólicas, aseguradoras, telecomunicaciones, financieros, pensiones y mercado de valores. Además, productores de espectáculos públicos y administradoras de patrimonios autónomos.

Esta disposición impulsa la formalización de las más de un millón de microempresas, opina Ignacio Méndez Fernández, viceministro de Fomento a las Mipymes: “No es que las recauda- ciones de la DGII aumentarán, es para ayudar a la formalización de empresas”, dice Magín Díaz, director general de la DGII.

Un empresario formal puede acceder a líneas de crédito, y puede aplicar para proveedor del Estado, para beneficiarse de la ley 488-08, puntualiza Jorge Daniel Nivar, consultor tributario y especialista en finanzas corporativas. Aparte del RST, para formalizarse debe contar con el Registro Mercantil, el Registro Nacional de Contribuyente y el registro de empleados en el Ministerio de Trabajo y en la Tesorería de la Seguridad Social (TSS). Para ello, ya se trabaja en un nuevo reglamento, junto con el Consejo Nacional de la Seguridad Social, indica Méndez.

Puedes leer: Costa Rica tiene poca inversión social, alerta ICEFI