EFE.- Autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de El Salvador lanzaron este viernes un proyecto para mitigar los efectos del cambio climático en las orientales localidades de San Miguel y Morazán, ambas fuertemente golpeados por la sequía, informó una fuente gobernamental.

El proyecto, denominado “Respuesta al Cambio Climático para la Restauración de Zonas de Recarga Hídrica en las Subcuencas de San Miguel y Morazán”, cuenta con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (Koica) y su inversión asciende a 8 millones de dólares.

La iniciativa contempla obras de captación de suelos, reforestación de zonas de recarga acuífera y construcción de pequeñas obras de capacitación de agua con fines de riego, según lo explicó el titular del MAG, Pablo Anliker.

Puedes leer: Transporte público gratis, ¿estrategia de movilidad urbana o utopía?

“El Corredor Seco Centroamericano cubre parte del territorio salvadoreño y afecta de manera severa a los departamentos de San Miguel y Morazán, esta es la razón por la que el proyecto está orientado a la ejecución de prácticas y obras de conservación de suelos, reforestación y construcción de obras de captación de agua”, indicó el funcionario.

De acuerdo con la fuente, estas acciones permitirán la recuperación de cuatro subcuencas hidrográficas para mejorar e incrementar las zonas de recarga hídrica y la adaptación de métodos y tecnologías que ayuden a desarrollar actividades en beneficio de los agricultores, además, se logrará minimizar los efectos del cambio climático a través de una mejor utilización del agua.

Indicó que el fenómeno de la sequía afecta directamente a 1.500 pequeños productores de granos básicos de 9 municipios de los departamentos de Morazán y San Miguel.

En el 2018 y en plena época lluviosa, El Salvador vivió una de las peores sequías de su historia, con la consecuente pérdida de 2,13 millones de quintales de maíz, grano básico de la dieta local.

Puedes leer: ¿Puede la psicología frenar el cambio climático?

Las autoridades medioambientales señalan que uno de los principales efectos en el país es la escasez del agua por las fuertes sequías, por lo que los expertos prevén que el 80 % de país experimente estrés hídrico en 2022.

Según el último Índice de Riesgo Climático Global de la organización alemana Germanwatch, El Salvador se encuentra entre los 50 países más vulnerables del mundo por el cambio climático.

El Salvador también forma parte del denominado Corredor Seco Centroamericano, que es una de las zonas más vulnerables del mundo al cambio climático y en ella viven el 50 % de los casi 2 millones de pequeños productores de granos básicos de la región.

Puedes leer: Ministro de medio ambiente de Costa Rica así explica cambio climático a su hija