EFE.- El nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, aseguró este viernes que “se están haciendo muchas cosas” a favor de la liberación de los más de 160 opositores al Gobierno del presidente Daniel Ortega que se encuentran en prisión en el marco de la crisis que vive el país.

El nuncio apostólico, de origen polaco, también dijo que “todos estamos preocupados” por las madres que se encuentran haciendo huelga de hambre en la parroquia San Miguel Arcángel en la ciudad de Masaya (sureste) desde el viernes pasado.

Puedes leer: Habrá toque de queda en toda Bogotá desde las 9 de la noche

El representante del Vaticano en Nicaragua, que fue abordado en un acto por la madre de uno de los opositores detenidos, quien le pidió que abogara con el Gobierno por la liberación de los “presos políticos” y los huelguistas, invitó a los nicaragüenses a esperar.

“Tenemos que aguantar y esperar poquito. Se están haciendo muchas cosas” por la liberación de los opositores detenidos y se suspenda la huelga de hambre, afirmó el nuncio, que evitó dar detalles.

La Policía nicaragüense impidió este viernes un segundo intento de grupos civiles por llevar agua, suero, insulina y alimentos a la parroquia San Miguel Arcángel, a la que el Gobierno cortó el suministro de agua y energía desde el primer día de huelga.

Además de 11 madres huelguistas, cuatro personas sufren ayuno forzoso, incluyendo el párroco diabético Edwin Román, ya que se quedaron encerradas cuando el templo fue cercado por oficiales.

Las mujeres en huelga, unas 11 madres, decidieron abstenerse de ingerir alimentos para que el presidente Ortega ordene liberar a más de 160 “presos políticos”, pero su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, ha dicho que tienen “oídos de pescado” ante las peticiones.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 651 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

Puedes leer: La corrupción, una lacra que pareciera nunca será desterrada de Honduras