Luego de 11 años de un proceso legal, el empresario José Antonio Salaverría ganó su demanda contra Banco Davivienda El Salvador, por presuntamente haberle causado la quiebra económica al embargarle 7 beneficios de café en 2008, cuando el banco era propiedad de HSBC.

El 15 de noviembre, el juez Primero de lo Mercantil de San Salvador ordenó ejecutar un embargo judicial por un monto de alrededor de 49.3 millones de dólares a Banco Davivienda, el cual fue a favor del empresario.

Tras el fallo, el juez Primero de lo Mercantil señaló que el ejecutor debe embargar bienes del deudor hasta una tercera parte más de lo reclamado a fin de responder por los intereses y costas procesales.

Los abogados del empresario Antonio Salaverría presentaron un escrito en el Juzgado Primero de lo Mercantil, con el objetivo de que inicie lo más pronto el proceso de liquidación del embargo por más de 49 mdd realizado a la institución bancaria.

“Hemos completado el proceso de embargo, ha sido ejecutado en su totalidad, en este momento sólo esperamos la liquidación oficial por parte del juez”, dijo Salaverría al medio local El Independiente.

El empresario pide a los salvadoreños estar pendientes del desarrollo de este caso judicial, pues está sentando un precedente histórico de que sí es posible hacer justicia ante las transnacionales.

“Tradicionalmente Banco Davivienda ha estado acostumbrado a exigir y presionar a sus deudores para que cumplan, y no perdonan ni un día de atraso. En este caso en particular el Banco Davivienda lleva ya varios meses en mora», sostuvo el empresario cafetalero”, agregó.

Forbes Centroamérica intento contactar a la a oficinas de comunicaciones de Davivienda y no se obtuvo respuesta.