Por José Kont

Decir que 57% de la población mundial ya se conecta a la red es equivalente a hablar de 4,388 millones de personas. Es evidente que un gran número de seres humanos ya nos informamos, compramos y socializamos a través de Internet.

Por supuesto que no todo el mundo está al mismo nivel de conexión. En Norteamérica, Sudamérica y Europa del norte, la penetración de Internet es del 95%.

Por otro lado, varias regiones están empezando a dar sus primeros pasos en el tema de la transformación digital en comunicación. Hablamos de África Central, con un 12% de penetración; Asia del sur, con 42%; y Centroamérica, con 63% de acceso de Internet.

Crecimiento explosivo 

Puede que el dato de los 4,388 millones de personas conectadas a la red no nos parezca muy sorprendente. Sin embargo, si la comparamos con las personas que tuvieron acceso a Internet en el año 2000 (361 millones, equivalente al 5% de la población global de ese momento) vemos que en 20 años los usuarios de la red se han multiplicado 12 veces.

De acuerdo con el Banco Mundial, para el año 2000 Guatemala contaba con 11.65 millones de habitantes.

Si multiplicamos la cifra anterior por el factor de crecimiento que ha tenido Internet en el mundo (12X) el resultado sería: 11.65 Millones * 12 = 139.8 millones de personas!

En la actualidad Guatemala no tiene 139.8 millones de habitantes, únicamente cuenta con 17 millones. Sin embargo, el ejercicio anterior permite ilustrar el ridículo y explosivo crecimiento que ha tenido el uso y acceso a Internet al compararlo con otras cifras de crecimiento.

Cambios que llegan más rápido de lo que podemos prever

El gran problema de este crecimiento es que las marcas no han logrado adaptarse.

“El anuncio marca el final de una de las compañías más antiguas de Reino Unido, que sobrevivió a dos guerras mundiales, y fue pionera de los paquetes turísticos en Europa y luego en todo el mundo”.

Así abre la nota publicada el 23 de septiembre de este año en Forbes México donde se narra el cierre y declaración de banca rota de la Aerolínea Thomas Cook.

Todos los medios hicieron eco de esta noticia, sin embargo, muy pocos explicaron los motivos. Nils Pratley, redactor jefe de economía en The Guardian decidió analizar las causas que al final básicamente fueron: a) Una mala gestión, b) los bancos y c) la competencia digital.

El tercer punto, “la competencia digital” fue lo que también hizo cerrar a Blockbuster, Terra, NetScape, Pebble, Compaq, Palm, Blackberry, etc.

3 claves para adaptarse a estos cambios acelerados

Internet seguirá creciendo y por lo tanto continuaremos escuchando historias de marcas que no logran adaptarse y otras que surgen y crecen de manera exponencial.

Las marcas que están siendo exitosas tienen un par de características en común:

1) Equipos que aprenden rápido: al ritmo que hoy se dan los cambios no nos podemos dar el lujo de esperar mucho tiempo para adaptarnos. Debemos ir haciendo auto-updates de la marca en tiempo real y sobre la marcha. Es cierto, quedarán cabos sueltos, pero se garantizará la existencia.

2) Se hace la transformación digital no para reducir costos sino para que el consumidor este más satisfecho: ya sea que se implemente un chat bot, se facilite un proceso a través de digital o se ofrezca un nuevo canal a través del e-commerce, las marcas que están creciendo saben que la mejora continua es fundamental y el parámetro debe ser el aporte de valor hacia el usuario no la reducción de costos. Porque tal y como su nombre lo indica la “transformación” implica cambios drásticos que muchas veces requerirán más recursos de los previstos.

3) Las marcas funcionan como un medio y utilizan los datos para tomar decisiones: cuando hablo de que funcionan como un medio es partir de la base de que su equipo de marketing funcionará como una sala de redacción, darán prioridad en mejorar y alimentar de contenidos el sitio web y no sus redes sociales (en donde tienen muy poco poder de decisión sobre su funcionamiento). Por otro lado, tomarán decisiones basadas en los intereses y comportamientos de sus consumidores, no en los intereses de los directores y tampoco guiados por la intuición. 

Jose es socio director de iLifebelt, una consultora especializada en reputación, analítica y transformación digital.

Contacto:

Página web: Jose Kont

Twitter: @josekont

LinkedIn: Jose Kont