La Defensoría del Consumidor (DC) realizó, en octubre pasado, una encuesta a nivel nacional, donde entrevistó a 600 personas, 55% de ellas empleadas, para “describir las preferencias y hábitos de consumo durante el comercio del Viernes Negro”, dicho estudio dio como resultado que un 34% de los encuestados aseguró que compraría algo ese día. 

Además, el estudio señaló que 48% de los encuestados dijo que compraría tecnología, un 40% ropa, un 27% calzado y un 20% ocio y entretenimiento.

De acuerdo con el estudio, las compras son sobre todo presenciales, ya que un 90% dijo visitar el establecimiento y solo un 8% aseguró comprar en línea.

Puedes leer: Bukele pide renuncia al presidente del Banco Central de Reserva

La encuesta señala que en cuanto al presupuesto, el 47% de los salvadoreños entrevistados aseguró que gastaría más de 90 dólares en sus compras ese día; un 19% entre 60 y 90; un 26% entre 30 dólares y 60; y el resto menos de 30.

El efectivo sería la forma de pago más utilizada, ya que un 71% aseguró que pagaría “cash”, mientras que un 18% con tarjeta de crédito y un 11% con tarjeta de débito.

Ricardo Salazar, presidente de la Defensoría del Consumidor comentó que “a nivel internacional un 77 % de las personas conoce lo que es la celebración y la mitad espera hacer una gestión de compra”.

“Este es buen momento para promover un consumo inteligente y racional, y para ello es importante un consumidor informado. Es por ello que la Defensoría va a estar presente con una serie de instrumentos de información para las compras”, añadió

No olvides leer: BID: El Salvador generaría 90,000 empleos si hay inversión en infraestructura

Con el fin de ayudar a los consumidores, la Defensoría lanzará un comparativo de precios de electrodomésticos y aparatos electrónicos que indicará los precios de los últimos meses; además de lanzarse un comparativo de “¿Quién es quién en el precio?”, en el cual compararán precios de productos insignia con las mismas características.

El Viernes Negro o Black Friday tiene presencia en El Salvador desde hace 10 años, se trata de la reducción de precios en artículos y diversas ofertas, que muchas veces se mantienen hasta por una semana.