Por Manuel Pineda

Las expectativas de una recuperación económica y un precio de petróleo por encima de 60 dólares impulsaron a la Inversión Extranjera Directa (IED) en Colombia 30% durante los primeros meses del año, pero desde abril el panorama se nubló por los temores de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, lo que bajó la llegada de capital privado al sector de hidrocarburos.

“El panorama se puede resumir en que la IED va de la mano del sector minero-energético, pues en los otros sectores es muchísimo menor [el incremento]”, analiza Diego Alejandro Guevara Castañeda, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia.

Puedes leer: El Salvador tiene bajo dominio del idioma inglés

De acuerdo con datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de Colombia (Mincit), la IED acumulada al 30 de abril de 2019 se ubicó en 3,362.6 millones de dólares (mdd), 619 mdd más que en el mismo periodo del año anterior (2,743.6 mdd). El total de la inversión directa en 2018 fue de 11,010 mdd.

Para el primer cuatrimestre del año, la IED en petróleo e hidrocarburos registró un incremento de 32.7%, comparado con el año previo. El 19.5% de la inversión correspondió a otros sectores (654.9 mdd). El año anterior esta participación era de 25.6% (703.1 mdd). El reporte indica que la IED en otros sectores registró una caída de 6.9% frente al año anterior.

El Mincit indica que la inversión extranjera de portafolio (la inversión que se realiza en bonos, acciones y otras participaciones que no repercute en la IED ni en reservas internacionales) fue de 363.7 mdd, mientras que en el año anterior fue de 2,366 mdd, lo que representó una baja de 650%. Guevara Castañeda señala que la inversión de portafolio se desplomó en los últimos dos años ante la percepción de mayor riesgo por parte de las calificadoras, y a pesar del recorte de 14 % a 5% en el impuesto de renta para las inversiones de los extranjeros en títulos de deuda pública aprobado en la Ley de Financiamiento.

“Para algunos sectores la reciente Ley de Financiamiento [reforma tributaria] pudo tener efectos sobre la percepción de estabilidad tributaria”, indica. De acuerdo al emisor, por tipo de aporte de capital, se estima que del total de ingresos recibidos vía IED entre enero y marzo de 2019, 45.8% correspondió a nuevas participaciones, 29.4% a reinversión de utilidades, y 24.8% a deudas entre empresas con relaciones de inversión directa.

Puedes leer: La salida de Morales abre el camino para retomar armas, dice Daniel Ortega