La tecnología láser y las excavaciones en la jungla de Belice revelan la extensión e impacto de los asentamientos de la civilización maya.

Conforme al Foro Económico Mundial, fue en 2016 que un avión bimotor sobrevoló la selva de Belice, en Centroamérica. El dispositivo conocido como lídar lanzó 6,000 millones de pulsos de luz dirigidos al suelo y recibió 11,000 millones de pulsos rebotados.

Los resultados del vuelo científico, refieren que bajo los árboles están los restos de una enorme red de canales de transporte y campos de cultivo formando una retícula que fueron construidos por la civilización maya.

Los investigadores señalan que la red ocupaba 14 kilómetros cuadrados, las excavaciones en el terreno realizadas en seis puntos indican que la zona estuvo activa sobre todo, durante la última parte del periodo clásico hace 1,200 años.

Puedes leer: Seis millones de latinoamericanos caerán en la pobreza extrema en 2019: Cepal

El investigador de la Universidad de Texas en Austin y coautor del hallazgo, Tim Beach, comentó que es la primera vez que se demuestra la existencia de una gran extensión de cultivo y transporte de los mayas usando imágenes láser y confirmándolo con pruebas arqueológicas y dataciones en el terreno.

El trabajo explica que aunque los antiguos canales mayas se han llenado de tierra y sedimentos, aún están menos elevados que las zonas de cultivo y que por ellos fluye el agua en la estación húmeda.

Por la extensión de los campos, los investigadores resaltan el importante impacto medioambiental que tuvo la civilización maya en su entorno. “Es lo que denominamos el antropocenotemprano, la primera vez que las civilizaciones humanas tuvieron un impacto global en el planeta”, agregó Beach.

Haces siete años, un estudio liderado por la NASA afirmó que la deforestación de los mayas fue tan grave que influyó en el clima local. Las sequías se convirtieron más fuertes y esa falta de lluvias pudo ser uno de los factores determinantes del abandono de las grandes ciudades y el colapso de la civilización.

Puedes leer: Centroamérica debe aplicar un abordaje integral para reducir la violencia armada