EFE.- El Gobierno saliente de Argentina trabaja para iniciar un diálogo con el Ejecutivo de Estados Unidos tras el anuncio del presidente Donald Trump de establecer aranceles sobre la importación de acero y aluminio desde Brasil y Argentina, informaron este lunes a Efe fuentes del Ministerio de Trabajo.

El titular de Trabajo, Dante Sica, se reunió con el canciller Jorge Faurie -ambos funcionarios del Ejecutivo de Mauricio Macri, que el próximo 10 de diciembre cederá el poder al peronista Alberto Fernández- para tratar una decisión que desde su cartera tacharon de “inesperada” y que, afirmaron, se tomó sin “ninguna señal” a los Gobiernos argentino y brasileño ni al sector privado.

Los altos funcionarios se comunicaron con la embajada estadounidense para hacerles llegar sus peticiones: una conversación con el secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, que tendría a Sica como interlocutor, y con el vicesecretario del Departamento de Estado, John Sullivan, con quien hablaría Faurie.

El embajador argentino en Estados Unidos, Fernando Oris de Roa, también se comunicó con la Secretaría de Comercio para “entender la magnitud de esta declaración y cómo cambian los acuerdos” comerciales ente los dos países.

 El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este lunes que hará uso del “canal abierto” que mantiene con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para discutir la decisión de EU de retomar los aranceles cobrados sobre la importación de acero y aluminio brasileños.

Bolsonaro expresó en declaraciones a los periodistas que, en caso de ser necesario, podría incluso llamar directamente a Trump después del encuentro que tiene previsto mantener este mismo lunes con su ministro de Economía, Paulo Guedes, para discutir el tema.

“Voy a hablar ahora con Guedes y, si es el caso, llamo a Trump, porque tengo un canal abierto con él”, afirmó Bolsonaro a los periodistas enfrente a su residencia oficial en Brasilia.

Las declaraciones del mandatario brasileño se producen poco después de que Trump anunciara, a través de su cuenta de Twitter, que reimplantará “inmediatamente” los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio desde Brasil y Argentina.

Un fuerte anuncio

El presidente Donald Trump dijo este lunes que reimplantará inmediatamente los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio desde Brasil y Argentina, y reclamó de la Reserva Federal una bajada de los tipos de interés.

“Brasil y Argentina han aplicado una devaluación masiva de sus monedas lo cual no es bueno para nuestros agricultores”, indicó el presidente en mensajes en su cuenta Twitter.

“Por lo tanto, efectivo inmediatamente, restauraré los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio enviadas a Estados Unidos desde estos países”, añadió.

En mayo de 2018, el Gobierno de Argentina anunció que impondría límites a sus exportaciones de aluminio y acero a EU a fin de evitar los aranceles anunciados por Trump.

Pocos días después, el Gobierno de Brasil aceptó un acuerdo de cuotas con EU bajo el cual aceptó un arancel del 10 % sobre el aluminio y límites a sus ventas de acero.