La empresa de Jesús Canahuati está relacionada con una de las actividades más antiguas de la humanidad: la textil. Y pese a esto, o quizá por ello, en sus oficinas de la zona maquiladora de Choloma, en Honduras, él aprovecha el tiempo investigando cómo será el futuro en 10, 20 o 30 años.

Entre sus papers preferidos de consulta están los que tienen que ver con retail automatizado, comercio electrónico, energía e inteligencia artificial. Este último tema en particular, confiesa, le “aterra”.

Considera que este tipo de tecnología está distorsionando el empleo y que son las élites las únicas beneficiadas, lo que provoca que la brecha que separa a pobres y ricos aumente y esto derive en altos índices de desempleo.

Sobre este tema recuerda haber leído hace unos meses una investigación de una universidad inglesa que asegura que 47% del empleo se perderá en los próximos 15 años a causa de la inteligencia artificial, sobre todo en plantas industriales que requieren mano de obra intensiva, que sería sustituida por robots.

Puedes leer: Hondureños podrán cursar maestrías en universidad española

El empresario hondureño tiene elementos suficientes para preocuparse por esta situación. Su empresa Elcatex (Elásticos Centroamericanos y Textiles) da empleo a 6,000 personas en Honduras.

Fabrica prendas de vestir para marcas como JC Penney, Nike y Adidas, entre muchas otras reconocidas a nivel mundial. También produce marcas propias.

Una de las más importantes es la de ropa interior Lovable, la cual el empresario ha posicionado en la región a través de establecimientos ubicados de manera estratégica en República Dominicana, Paraguay, Guatemala, Costa Rica, Panamá, El Salvador y otros países.

Canahuati considera que en el futuro los establecimientos comerciales se parecerán más a las tiendas físicas del gigante californiano Amazon, donde los cajeros ya no existen y es la gente la que escoge los productos que desea sólo con pasar su teléfono móvil por un sensor que en automático carga a su cuenta el costo.

Jorge Canahuati ante la Revolución 4.0

El empresario hondureño enfatiza en que es necesario invertir en el sector para hacer frente a los cambios que se vienen.

“Hablamos de algo así como 3,000 mdd en los próximos cinco años. Es una suma alta, pero hoy mismo estamos invirtiendo de manera conjunta con otras empresas centroamericanas y rompiendo con ese paradigma de que cada país de la región quiere ser una metrópolis”, dice a Forbes Centroamérica.

Otra herramienta para hacer frente a la nueva revolución tecnológica es a través de la innovación. Para muestra un botón: Elcatex cuentacon un centro de innovación.

“Las trasnacionales y otros manufactureros locales tienen áreas de investigación, pero también trabajamos en innovación con universidades en Barcelona, España, de Sao Paulo, en Brasil, entre otras”, agrega.

Jesús Canahuti tiene puesta la mira en materiales reciclados que pueden servir a la industria textil; no es un tema aislado a las tendencias del futuro, por el contrario, se trata de una actividad que tomará fuerza tanto para bajar costos industriales como para reducir los índices de contaminación que generan los químicos y sales que utiliza el sector.