Reuters.- El expresidente de Bolivia Evo Morales arribó el jueves a Argentina, dijo el canciller Felipe Solá a un canal de noticias local, y agregó que al líder indígena se le otorgaría la condición de refugiado en las próximas horas.

Morales llega al país sudamericano luego de haberse asilado a mediados de noviembre en México, a los pocos días de renunciar a su cargo en medio de una crisis política en Bolivia por la acusación de la Organización de Estados Americanos de irregularidades en las elecciones presidenciales de octubre.

El líder indígena había obtenido su cuarto mandato consecutivo en esos comicios. Morales renunció bajo presión de las fuerzas armadas en lo que él ha denominado un golpe de Estado.

“Les he dado asilo para que entren al país”, dijo Solá a la cadena de televisión TN, donde explicó que el exmandatario aterrizó en la mañana del jueves en el aeropuerto internacional de Ezeiza, acompañado del exvicepresidente Álvaro García Linera y otros ciudadanos bolivianos.

“La condición de refugiado la da el Ministerio del Interior, se la va a conceder supongo que en pocas horas”, explicó Solá, quien agregó que se le solicitó a Morales “el compromiso de no hacer declaraciones políticas en Argentina”.

Argentina limita con Bolivia en su frontera noroeste y el país posee una importante comunidad de inmigrante de ciudadanos bolivianos.

Los hijos de Morales, Evaliz y Álvaro, se encuentran en Argentina desde fines de noviembre.

Morales, un destacado líder socialista latinoamericano que estuvo en el poder casi 14 años, arribó al país sudamericano en horas de la mañana, junto a otros funcionarios.

“Un refugiado es una persona que se encuentra fuera de su país por temores”, dijo Solá a la señal televisiva de noticias TN y añadió que por esos temores busca refugio.

Argentina limita con Bolivia en el norte.

Los hijos del ex mandatario boliviano, Evaliz y Álvaro, se encuentran en Argentina desde fines de noviembre.

Síguenos también en nuestras redes sociales: