EFE.- El Salvador le apostará a la educación y a la concienciación para proteger y conservar los siete humedales más importantes del país centroamericano, informó este miércoles el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

La fuente explicó que líderes comunales de las zonas en las que se encuentran los humedales, reconocidos por la Convención de Ramsar, representantes de instituciones públicas y del sector empresarial serán los encargados de poner en marcha en el 2020 el Plan Nacional de Comunicación, Educación, Concienciación, Participación del público para los humedales en El Salvador (CECoP).

Estás personas, según el MARN, son miembros del nuevo Comité Nacional Ramsar.

El objetivo del plan es “impulsar acciones de educación y sensibilización para el manejo sustentable, protección y conservación de los humedales Ramsar con participación de comunidades y actores locales”.

Puedes leer: Grupo de 50 salvadoreños trabajarán en Estados Unidos gracias visas temporales

Los sitios intervenidos serán las lagunas El Jocotal y Olomega, el embalse Cerrón Grande, y los complejos Bahía de Jiquilisco, Jaltepeque, Barra de Santiago y Güija.

La entidad gubernamental señaló que para contribuir a una “mejor protección” se establecerá una red para el intercambio de información sobre humedales en El Salvador.

Además, el plan también contempla la creación de una estrategia para mejorar el conocimiento de la conservación ambiental e incluirá criterios de evaluación para medir dicha mejora.

Las lagunas de El Jocotal y Olomega fueron declaradas sitios Ramsar o con importancia internacional en los años 1999 y 2010, y cuentan con 1.571 y 7.556 hectáreas de extensión, respectivamente.

La Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, conocida también como Convención Ramsar, fue creada en 1971 en la ciudad de Ramsar, Irán, donde científicos de todo el mundo acordaron proteger los humedales por su importancia como hábitat para una gran cantidad de especies de aves migratorias a escala global.

Esta convención se enfoca en procurar el uso racional de estos ecosistemas en beneficio de la humanidad a través de un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en beneficio de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos.