Pequeños emprendedores mantenían expectativas de mejorar sus ventas en la temporada de Navidad y Año Nuevo cuando generalmente la actividad comercial crece en un 50 por ciento.

Directivos de la Micro Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) lamentaron que muchas empresas pagaron tarde los aguinaldos. La empresa privada, desembolsó 9 mil millones de lempiras a nivel nacional, sumando casi 15 mil millones de lempiras en circulante al incluir lo recibido por empleados públicos.

El sector empresarial señala que del total de ventas anuales, entre el 40 y 50 por ciento se generan en la última semana de noviembre y todo diciembre, por lo que la actividad de venta al detalle en la temporada de Navidad y Año Nuevo es crucial para salvar la temporada.

Puedes leer: Las cárceles de Honduras son escenario de múltiples riñas y matanzas

La Mipyme denota la mayor esperanza en lograr una mejoría de ventas, aunque las primeras dos semanas no han sido tan alentadoras. Quienes sí parecen cumplir con sus objetivos de ventas son las tiendas que atienden en los centros comerciales, así como las cadenas de tiendas de equipos electrónicos y de línea blanca.

Por su parte, la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) estimó que el circulante será de 26 mil millones de lempiras en la temporada navideña y final del año, ya que se suman el pago de aguinaldos, más el sueldo.

Igualmente, para la temporada hay muchos ahorros que a lo largo del año realizan muchos trabajadores y familias, los cuales se dedican para afrontar los gastos de fin de año.

Lee también: Aumenta a 19 la cifra de presos muertos en una pelea en cárcel de Honduras

Encargardos del “Bazar del Sábado” y comercios informales, ven como sus ventas no alcanzan las proyecciones trazadas, cosa que no es igual en los modernos centros comerciales, que además de ser abarrotadas, en especial los fines de semanas, mantienen niveles aceptables de flujo de compradores.

Previo a la época prenavideña, los pequeños comercios, en especial los ubicados en el centro de la capital, sufrieron grandes pérdidas por la inestabilidad y destrucción que originaron protestas y enfrentamientos que afectaron directamente sus establecimientos.

*En alianza con La Tribuna de Honduras