Reuters.- El organismo fiscalizador del Ministerio de Trabajo de Perú dijo el jueves que Arcos Dorados de Perú, que opera la franquicia McDonald’s, cometió seis infracciones muy graves en materia de seguridad y salud que ocasionaron la muerte de dos empleados.

El organismo informó además en un comunicado que por las infracciones ha planteado una multa de 254,000 dólares para la filial de Arcos Dorados.

Los dos empleados murieron a mediados de diciembre tras recibir descargas eléctricas mientras manipulaban una dispensadora de bebidas en un restaurante de McDonald’s en el distrito Pueblo Libre de Lima, según informó la policía.

Puedes leer: McDonald’s cierra restaurantes en Perú para guardar luto por muerte de trabajadores