EFE.- Wall Street abrió este viernes con pérdidas en sus indicadores y el Dow Jones de Industriales llegó a caer en un momento cerca de 300 puntos, algo no visto en tres meses, en reacción al ataque estadounidense que mató a un general iraní en Irak.

Media hora después del comienzo de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, que el jueves cerró con ganancias, el Dow Jones moderaba ese descenso y cedía un 0.83 % o 240,43 puntos, hasta 28,628.37 enteros.

El selectivo S&P 500 bajaba un 0.76 % o 24.79 puntos, situándose en 3,233.06, y el índice compuesto del mercado Nasdaq se dejaba un 0.86% o 78.36 puntos, hasta 9,013.83.

Esta madrugada, EU emprendió un ataque en Bagdad en el que murieron el vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, y Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán.

Según el Pentágono, Soleimani desarrollaba “planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región”.

El ataque se ha producido en medio de una escalada de tensión entre Washington y Bagdad, después de que seguidores y miembros de Multitud Popular asaltaran la embajada estadounidense en Irak el 31 de diciembre.

En los mercados estadounidenses, el petróleo de Texas (WTI) para entrega en febrero tenía a esta hora un fuerte ascenso del 3.78 %, situándose en unos 63.49 dólares.

Esa volatilidad ha impactado en empresas dependientes del combustible, como las aerolíneas American Airlines (-5.29 %), United Airlines (-3.68 %) y Delta (-3.12 %).

Las mayoría de las 30 firmas cotizadas del Dow Jones estaban en terreno negativo con excepción de la petrolera Chevron (0.43%), mientras que Exxon Mobil, la más grande del país, sí perdía valor (-0.23%).

Fuera de ese grupo, otras petroleras más pequeñas se beneficiaban del alza del Texas, como Concho Resources (2.75%), Marathon Oil (2.01%) y Apache (2.15%).

Las pérdidas más pronunciadas eran para la financiera JPMorgan (-1,73%), la industrial 3M (-1,63%), American Express (-1,35%) y Goldman Sachs (-1,39%).

Por sectores, el financiero era el más perjudicado (-1.55%), seguido por los bienes no esenciales (-1.15%), mientras que el energético subía un leve 0,03 % y las empresas de servicios públicos repuntaban un 0.34 %.

En otros mercados, el oro ascendía a 1,548.70 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajaba al 1.818 % y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,157.