La empresa de lacteos estadounidense Borden solicitó la protección por bancarrota, a medida que disminuye el consumo de leche.

Asimismo, la seguna compañía de lácteos más grande de Estados Unidos emitió un comunicado diciendo que han “iniciado procedimientos de reorganización voluntaria” en Delaware.

Además, la empresa planea usar el proceso judicial para llevar a cabo una reestructuración financiera diseñada para reducir su carga de deuda actual, maximizar el valor y posicionar a la compañía a largo plazo éxito.

“Borden está creciendo, pero debemos lograr una estructura de capital más viable”, dijo el CEO de Borden, Tony Sarsam, en una declaración preparada.

“Esta reorganización fortalecerá nuestra posición para la prosperidad futura. En los últimos 163 años, nos hemos ganado la distinción de ser una de las marcas nacionales más reconocidas y de mayor reputación”, agregó.

Sarsam reconoció que a pesar de los logros durante los últimos 18 meses, Borden continúa impactada por el aumento en el costo de la leche cruda y los desafíos del mercado que enfrenta la industria láctea.

“Estos desafíos han contribuido a hacer que nuestro nivel actual de deuda sea insostenible. Durante los últimos meses, hemos entablado conversaciones con nuestros prestamistas para evaluar una variedad de planes estratégicos potenciales para la Compañía. En última instancia, determinamos que la mejor manera de proteger a la Compañía, en beneficio de todas las partes interesadas, es reorganizarse a través de este proceso supervisado por el tribunal “.

Borden Dairy Co. apareció por primera vez en cartones de leche en la década de 1930.

 

También te puede interesar