Por Israel Pantaleón y Eduardo Herández

Existen muchos desafíos a la hora de emprender en el mundo de la moda, cada vez son más lo jóvenes que intentan crear su propia marca que provea a las personas de prendas con un valor agregado enmarcado en su trabajo de diseño, un nuevo enfoque en vestimenta con una calidad superior, sin embargo, competir con las grandes tiendas de ropa no es tarea fácil.

Para Marco Garro, estudiante de diseño de moda en la universidad Veritas en Costa Rica, la responsabilidad que los diseñadores de moda tienen es ofrecer propuestas nuevas al mercado para que las personas valoren el diseño nacional.

Retos de los jóvenes emprendedores en la moda

El emprendedor de 19 años cree que tener una base económica estable para desarrollar de la manera más completa los proyectos y poder generar los beneficios del producto creado, es fundamental en la industria de la moda. Cuando uno es estudiante es más difícil emprender, todo tiene un costo

Las personas están muy acostumbradas a comprar en centros comerciales o en lugares de ‘fast fashion’; al comparar los precios del diseño nacional con los de centros comerciales, la mayoría prefiere irse por el precio más bajo a pesar de que sean diseños genéricos o producidos masivamente, ese es el principal reto, educar a los compradores para darles a conocer el valor que tienen cada producto, darle la importancia merecida al diseño local y comunicar cómo pueden poyarlo, comentó Garro.

Para Marco Garro, la mala promoción de los artistas locales es una deficiencia de la industria de la moda de Costa Rica; muchas veces apoyan más a marcas extranjeras y les dan más publicidad, los pequeños artistas del diseño tienen sus propios talleres, pero no se le da difusión

El diseño de moda en Costa Rica

Casi todos los diseñadores en Costa Rica trabajan de forma independiente, aunque existen tiendas en donde diferentes marcas venden sus productos, pero cada uno con su ganancia independiente, detalla Garro.

Algunas veces hay competencia entre algunos de los diseñadores, uno siempre está pensando en qué hacer para ser mejor que otro, definitivamente nos falta unión.

El joven emprendedor encontró apoyo de los profesores de la carrera de diseño de moda, ellos le han facilitado información para comenzar el emprendimiento desde la universidad.

Marco Garro siempre se interesó en la relación del ser humano con la moda, “a veces inconscientemente vivimos de la moda, al momento de comunicar lo que somos como personas, qué impresión generar con nuestra forma de vestir, cómo una prenda puede generar tanto en una persona”.

Para el joven diseñador, la industria de la moda ha evolucionado, muchos artistas han logrado surgir y las personas están comprendiendo el valor real de las prendas, no se puede comparar los artículos que fabrican las industrias con un diseñador que tiene que manejar su propia empresa.