EFE.- El Gobierno de Panamá y un consorcio chino continúan con la revisión del proyecto del cuarto puente sobre el Canal, una obra de 1.420 millones de dólares y cuya propuesta inicial busca modificar el Ministerio de Obras Públicas (MOP) a fin de abaratar costos y reducir el tiempo de construcción.

El MOP y el Consorcio Panamá Cuarto Puente (CPCP), integrado por las empresas China Communications Construction Company LTD y China Harbour Engineering Company LTD, dijeron este lunes en un pronunciamiento conjunto que “llevan dos meses de trabajo, analizando el alcance de los cambios propuestos” por el Ministerio, “así como su impacto en tiempo y costos”.

Puedes leer: Bill Gates insiste en que los ricos paguen más impuestos

El Ministerio de Obras Públicas “recibió el pasado 2 de enero una evaluación económica de los cambios, los cuales se encuentran en revisión”, indicó el comunicado conjunto sin más detalles.

El consorcio chino se adjudicó en junio de 2018 la obra en una licitación por Mejor Valor con Evaluación Separada por un monto de inversión por 1.420.027.324,73 dólares, y firmó el contrato correspondiente con el Gobierno de Juan Carlos Varela (2014-2019) el 9 de noviembre de ese año.

Entonces se informó que el sistema vial de la esta obra estaría compuesto “por un puente principal de tipo atirantado con gálibo de 75 metros y un ancho de 51 metros”, con viaductos y distribuidores “que suman 34 kilómetros entre vialidad y rampas”.

“El puente principal tendrá tres carriles por sentido y dos líneas centrales para monorriel para la Línea 3 del Metro de Panamá”, de acuerdo con los datos oficiales.

Entre los cambios propuestos por el MOP al proyecto original están separar la Línea 3 del Metro con un esquema acorde a sus dimensiones que contemple la accesibilidad adecuada al desplazamiento de vehículos.

Puedes leer: Cuenta Hidrográfica del Canal de Panamá recibió en 2019 un 20% menos de lluvias

También se evalúa un posible cambio en el alineamiento del puente así como la exclusión del restaurante y el mirador previstos en el proyecto, indicó el comunicado conjunto.

El 2 de mayo de 2019 el entonces presidente Varela dio la primera palada para la construcción del cuarto puente, y actualmente “el proyecto avanza en los trabajos preparatorios en el intercambiador de lado oeste del proyecto”.

“Ambas partes reafirman el compromiso con la ejecución de esta megaobra, en beneficio de más de 1,7 millones de panameños” añadió la misiva oficial.

Aparte del puente, las empresas chinas se han adjudicado en los últimos tiempos multimillonarios contratos, como un centro de convenciones y una terminal de cruceros.

Panamá se convirtió en junio de 2017 en el segundo país de la región -después de Costa Rica- en entablar relaciones diplomáticas con China.

Las negociaciones para la firma de un tratado de libre de comercio (TLC) con el gigante asiático han detenido su curso en la actual administración de Laurentino Cortizo, que asumió el poder el 1 de julio pasado.

Puedes leer: Fiscalía de Panamá consigue prórroga para continuar investigación Odebrecht