Entre seis y nueve cohetes cayeron en la base de Ain Al Assad, Irak, que aloja a tropas estadounidenses, informaron autoridades militares iraquíes.

En un nuevo episodio de la tensión bélica que se vive en Medio Oriente, luego de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos asesinara a Qasem Soleimani, mando militar de Irán, los cohetes impactaron en la base, en un acto de hostilidad contra la presencia de uniformados estadounidenses, reportaron agencias informativas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descartó este martes que planee sacar próximamente a las tropas estadounidenses de Irak y retiró su amenaza de atacar objetivos culturales iraníes, al comprometerse a “obedecer las leyes” internacionales en ese sentido.

Un día después de que un error del Pentágono generara confusión sobre la permanencia del Ejército estadounidense en Irak, Trump intentó despejar las dudas durante una reunión en la Casa Blanca con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis.

“En algún momento queremos salir (de Irak), pero este no es el momento adecuado”, subrayó Trump, al añadir que esa retirada “sería lo peor que le puede pasar a Irak” porque ampliaría la “presencia” de Irán en el país.

Puedes leer: Pentágono: “No buscamos guerra con Irán, pero estamos listos para acabar una”