Por Natiana Gándara

De acuerdo con el informe, “en el 2020 más de un tercio de las habilidades básicas de la mayoría de los trabajos se compondrá de habilidades que hoy en día no se consideran cruciales”.

Por lo anterior, las habilidades técnicas tendrán que estar complementadas con otras de marcado carácter social y colaborativo.

Es un hecho que los cambios en el mercado laboral serán más rápidos que los tecnológicos. Algunos de los empleos del futuro más buscados podrían no existir aún.

Pero utilizando los datos y las demandas actuales, se pueden predecir aquellos trabajos más demandados en el 2020. Las estadísticas laborales actuales y los datos de las industrias son una buena fuente para proyectar cuáles son esos puestos más demandados.

Puedes leer: Internet Society Foundation busca brindar acceso a internet en escuelas rurales de Nicaragua

Las 10 profesiones más solicitadas en el 2020:

1. Analistas de datos: Los profesionales especializados en análisis de datos o big data son capaces de trabajar con grandes volúmenes de datos, en tiempo real y de los cuales deben sacar conclusiones en un tiempo corto.

2. Talento farmacéutico: El sector farmacéutico está en expansión. La profesión de Medical Scientific Liaison (MSL) está al alza porque es clave en el desarrollo y lanzamiento de nuevos productos farmacéuticos, desde los ensayos clínicos hasta la comercialización.

3. Arquitectura e ingeniería: Los trabajos de arquitectos e ingenieros ya tienen una gran demanda. Esta posición se mantendrá estable en el 2020 y en los próximos años. Habrá un enorme crecimiento en Ingeniería, Bioquímica, Robótica, materiales y nanotecnología.

4. Animación digital: Aunque este tipo de animación requiere de una gran carga de conocimientos en manejo de software y tecnología, el perfil de un profesional en animación digital es una excelente mezcla entre un perfil técnico y una poderosa creatividad.

No olvides leer: Alibaba quiere el pastel que Amazon devora en Europa

5. Diseñadores de productos: Una de las habilidades que tendrá mayor demanda es la creatividad. Si bien muchas ocupaciones pueden automatizarse, los trabajos creativos requieren del ser humano. Se necesitará un 15% más de profesionales de publicidad y mercadeo para el 2020.

6. Relacionista comunitario: En la era del ciudadano empoderado por los cambios tecnológicos y socioeconómicos se han generado nuevas tendencias y expectativas sobre el accionar de las empresas, especialmente en sectores como la minería, energía renovable, entre otros.

7. Especialista en SEO: Las empresas demandan expertos en analítica de audiencias que se encarguen de medir y analizar los datos de audiencia y publicidad en internet con el fin de optimizar el posicionamiento en buscadores y convertir cada visita en una oportunidad de negocio.

8. Arquitecto de bloques: La tecnología de bloques o blockchain es utilizada en todos los sectores como un método seguro para verificar los procesos e identidades que operan.

9. Experto en ciberseguridad: Los expertos en seguridad son variados, pero fundamentalmente se trata de una persona que trata de resolver la gran preocupación por parte de las empresas digitales por proteger los datos, por lo que esta profesión tiene alta demanda.

10. Fisioterapeutas: La mayoría de las tareas se basan en computadoras, por lo que se requieren soluciones a problemas de hombro congelado, cervicales, dolor corporal, de espalda, rigidez en el cuello, lesiones deportivas, entre otros.

Lee también: Nicaragua uno de los países más complicados para hacer negocios: Banco Mundial

Empleos que desaparecen y los que vienen

De los 7.1 millones de puestos que desaparecerán se concentrarán en tareas de tipo administrativo. También las actividades productivas y manufactureras se verán fuertemente impactadas —1.61 millones—, según el WEF.

“Aunque en este caso existe margen para la recolocación y mejora de la productividad a través de la tecnología”, dice el informe.

El tercer ámbito donde más trabajo se destruirá será el de la construcción y extracción —casi 500 mil puestos—.

Para el 2020, según la investigación del WEF, los trabajos de nueva creación pueden clasificarse en dos grandes grupos: Por un lado, los analistas de datos, que ayuden a las empresas a tomar mejores decisiones; y por otro los representantes de ventas especializados, pues todas las compañías necesitarán reforzar la percepción de valor de su marca y su capacidad de comunicar lo que hacen a sus clientes.

Asimismo, se prevé que las empresas de energía, medios de comunicación y entretenimiento demanden una nueva categoría de directivos que les ayuden a lidiar con la incertidumbre y la disrupción en sus modelos de negocio.

Nuevas habilidades

Fernando Vargas, especialista de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) Cinterfor en Formación Profesional, explica la necesidad de hacer frente a los cambios del futuro del trabajo y la importancia en la economía digital el desarrollo de habilidades.

Según el especialista de la OIT, la revolución tecnológica empuja nuevas competencias laborales. Por lo que elaboraron el informe titulado: El futuro de la formación profesional en América Latina y el Caribe: Diagnóstico y lineamientos para su fortalecimiento.

Las transformaciones aceleradas en el mundo laboral plantean la necesidad de tomar medidas para reinventar la formación profesional en Latinoamérica y el Caribe, con el fin de abordar brechas y anticipar cambios que afectan tanto a quienes buscan un empleo como a las empresas interesadas en cubrir vacantes.

De acuerdo a la agenda de Desarrollo del Talento Humano, existen cuatro factores que destacan en ese impulso, por ejemplo, el nuevo paradigma de producción —industria 4.0—, la demanda de nuevas habilidades, la dinámica de creación y destrucción de empleo y el riesgo de mayor desigualdad.

“Los recursos humanos son un ingrediente indispensable y central para el logro de un crecimiento sostenido, inclusivo y sostenible con empleo pleno y productivo, y trabajo decente para todos”, cita el documento.

Te puede interesar: Trump enviará a titular de Comercio a investidura de Giammattei en Guatemala

La creatividad será una de las tres habilidades más demandadas en el futuro. Con la avalancha de nuevos productos y tecnologías, así como nuevas formas de trabajar, los empleados van a ser más creativos para beneficiarse de los avances del futuro.

Los robots pueden ayudar a hacer todo más fácil, pero no pueden ser creativos como los seres humanos —todavía—.

Otro aspecto que se debe considerar son las habilidades blandas —capacidad de liderazgo, relaciones interpersonales, buena actitud—, ya que, más que un título, las organizaciones necesitan personal que posea liderazgo, comunicación y adaptación a cambios.

*En alianza con Prensa Libre